7 de abril de 2020
 
Publicado 12/02/2018 13:06:45 +01:00CET

El director de la filial española de Oxfam transmite a los socios su "profundo malestar" por el escándalo en Haití

Intermón Oxfam
INTERMON

   MADRID, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El director general de Oxfam Intermón, la filial española de la ONG Oxfam Internacional, José María Vera, ha transmitido en un correo dirigido a socios y demás colaboradores su "profundo malestar" por los hechos ocurridos en 2011 en Haití, cuando algunos miembros del personal de Oxfam Gran Bretaña contrataron los servicios de prostitutas, algunas de las cuales serían menores de edad, con fondos de la ONG.

   "Queremos transmitirte nuestro profundo malestar por el comportamiento inaceptable de algunos miembros de Oxfam en 2011 durante la emergencia de Haití", comienza la misiva, en la que el director precisa que los hechos fueron "investigados y solucionados en su día" y que todas las personas implicadas "salieron de la organización".

   Además, Vera asegura que el caso "no implicó a ningún miembro pasado o presente" del personal de la sección española de Oxfam y que no se produjo fraude económico.

   "En ese momento, Oxfam Intermón trabajaba en Haití con una línea de gerencia diferenciada y no implicó a nuestro equipo. En ningún caso se produjo fraude económico y en absoluto esto tiene impacto en la gestión de las donaciones recibidas para la emergencia", señala.

   Asimismo, afirma que para combatir y prevenir escándalos como este, tienen "protocolos internos de prevención y detección ante el acoso y abuso sexual" y actúan "con contundencia, transparencia y rendición de cuentas en torno a ellos, para garantizar que no se vuelvan a producir casos parecidos" los cuales tacha de "totalmente inadmisibles".

   El director de Oxfam Intermón también ofrece a sus socios y demás colaboradores un número de teléfono (900223300) y un correo electrónico (info@OxfamIntermon.org) para aquellas personas que quieran alguna aclaración.

   En esta misma línea, en un comunicado publicado el pasado sábado 10 de febrero, Oxfam Intermón ofreció sus "disculpas más sinceras", expresó su "tristeza, indignación y vergüenza" por el comportamiento "repugnante" de los implicados en el escándalo en Haití y su "solidaridad" con "las mujeres cuya dignidad se violó y cuyos derechos se pisotearon".

   Desde la organización, también se mostraban "consternados" por las nuevas acusaciones a varios trabajadores de Oxfam en Chad que también contrataron prostitutas en el año 2006, según ha publicado 'The Observer'. Oxfam Intermón insiste en que estos comportamientos son "inaceptables".

CÓDIGO DE CONDUCTA Y NUEVOS MECANISMOS DE DENUNCIA

   Además, la ONG precisa que para evitar que se produzcan de nuevo casos como este, desde 2011 Oxfam ha "robustecido" sus protocolos internos de actuación, dotándose de diferentes herramientas, algunas de ellas adoptadas a raíz de lo ocurrido en Haití: un código de conducta de obligado cumplimiento, mecanismos de denuncia confidenciales y equipos especializados.

   Asimismo, la organización indica que trabajará para tener una base de datos común de los 90 países donde trabaja Oxfam para que queden registradas este tipo de conductas y para que se tomen medidas. Igualmente, tienen la voluntad de colaborar con otras organizaciones para compartir también estos casos e "impedir que ciertas personas continúen trabajando en el sector".

   Oxfam Intermón reconoce que este escándalo "ha afectado" a su relación con la ciudadanía pero, al mismo tiempo, defiende su "compromiso con la integridad y la protección de las mujeres y de las personas más débiles". En este sentido, la ONG recuerda que, según datos del ejercicio 2016-2017, Oxfam desarrolla más de 2.000 programas que benefician a más de 19,2 millones de personas en todo el mundo.