Actualizado 23/08/2018 15:21 CET

La esclavitud no ha desaparecido: Más de 40 millones de personas son víctimas de trata, coacciones y trabajo forzoso

404617.1.500.286.20180823121908
Vídeo de la noticia

   MADRID, 23 Ago. (EUROPA PRESS) -

   Este jueves 23 de agosto Naciones Unidas conmemora el 'Día Internacional de Recuerdo de la trata de esclavos y su abolición', que conmemora la noche del 22 al 23 de agosto de 1791 en la que se produjo en la isla de Santo Domingo el comienzo de una sublevación que sería decisiva para acabar con el comercio transatlántico de esclavos.

   Sin embargo, en la actualidad hay más de 40 millones de personas víctimas de la llamada 'esclavitud moderna', según la Organización Internacional de Trabajo (OIT) y la ONG australiana Walk Free, responsable esta última del 'Índice de esclavitud moderna', con datos de 2016.

   Estas nuevas formas de esclavitud, según Naciones Unidas, responden a situaciones en las que una persona, mediante amenazas, violencia, coacción, abuso de poder o engaño, le quita a otra la libertad para controlar su cuerpo o para elegir o rechazar un determinado trabajo. El resultado es que la víctima no puede negarse o abandonar la situación.

   Si bien ya no son necesarios barcos de esclavos, ni cadenas y bolas, el fondo del problema se mantiene hoy en día en todo el mundo, pese a que se trata de una violación de los derechos humanos y de la dignidad humana, según la Declaración Universal de los Derechos humanos de 1948.

   La fundación australiana apunta que los resultados de los últimos cinco años indican que un total de 89 millones de personas en el mundo experimentaron alguna forma de esclavitud moderna por periodos de tiempo que abarcaban desde unos pocos días hasta cinco años. A su juicio, esto refleja el "arraigo" en el mudo actual de la discriminación, las desigualdades y la tolerancia hacia la explotación.

   Las mujeres representan el 71% de las víctimas de la esclavitud --el 15% forzadas a contraer matrimonio-- frente a 29% de los hombres, según el último informe de Free Walk Fundation, que alerta de que el 24,9% de realizan trabajos forzosos, principalmente en las industria tecnológica, textil, pesca, oro y ladrillo.

   Los diez países donde hay mayor prevalencia de esclavitud moderna son Corea del Norte, Eritrea, Burundi, Afganistán, Mauritania, Sudán del Sur, República Centroafricana, Camboya, Pakistán e Irán.

MÁS DE 170 MILLONES DE NIÑOS EN EL MUNDO TRABAJAN

   Asimismo, existe otro dato "muy preocupante" para las organizaciones internacionales y la propia ONU, como es el del trabajo forzoso al que están sometidos de 246 millones de niños en todo el mundo.

   UNICEF alerta de que cerca del 70% (171 millones) de estos menores realizan labores en condiciones peligrosas, que incluyen minería, tareas agrícolas con productos químicos o maquinaria. La OIT apunta que el trabajo infantil se concentra en más de un 70% en el sector de la agricultura, seguido por el de los servicios (17%) y la industria (12%).

   "Estos niños y niñas se encuentran en todas partes, pero son invisibles: Trabajan como sirvientes domésticos en casas, ocultos tras las paredes de talleres o en plantaciones", señalan a Europa Press desde UNICEF, que advierten de que las de niñas que realizan empleos domésticos sin salario son especialmente vulnerables al maltrato.

   Además, apuntan que estos menores que trabajan son víctimas de la trata (1,2 millones), de la servidumbre por deuda u otras formas de esclavitud (5,7 millones), víctimas de la prostitución y/o la pornografía (1,8 millones) o reclutados como niños soldados en los conflictos armados (300.000).

Para leer más