7 de abril de 2020
 
Publicado 22/02/2020 12:02:56 +01:00CET

Esclavos en Mauritania: "Legalmente no lo son, pero no conocen otra cosa y ni siquiera ellos son conscientes"

Antonio Sola es el primer español premiado por The Abolition Institut por su compromiso para acabar con la exclavitud
Antonio Sola es el primer español premiado por The Abolition Institut por su compromiso para acabar con la exclavitud - ANTONIO SOLA - Archivo

   MADRID, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El consultor político español Antonio Sola ha sido galardonado con el premio 'Aichana Abeid Boilil Awards' de The Abolition Institute por su compromiso en la lucha para acabar con la esclavitud que aún existe en países como Mauritania, Haití o Sudáfrica, a pesar de que "uno no piensa que pueda existir pero la realidad muestra lo contrario".

   Estos premios, que se han celebrado en Chicago (Estados Unidos), rinden homenaje a quienes continúan con el legado de Abraham Lincoln contra la esclavitud. Antonio Sola, en declaraciones a Europa Press, ha reconocido la vigencia de estas prácticas que, en la actualidad, se ha denominado "esclavitud moderna" aunque los cambios respecto a otros siglos apenas son visibles.

   "Ya no hay cadenas de hierro pero los comportamientos y las prácticas son las que se desarrollaban hace muchos años y siglos", ha asegurado Sola, quien ha ejercido durante casi 30 años como estratega político en más de 25 países de África, América y Europa.

   El premio obtenido reconoce las acciones que Sola ha llevado a cabo en Mauritania junto a Biram Dah Abeid, conocido como "el Mandela del s.XXI, candidato abolicionista a la presidencia del país y ex preso político. "Hemos peleado contra una dictadura, hemos escrito un libro y yo le ayudé en su campaña presidencial. Cuando Biram ganó las elecciones, comenzaron a detener a gente de su entorno, por lo que tuvo que frenar su ascenso al poder y desde entonces hemos denunciado la corrupción del país", lamenta Antonio Sola.

   Mauritania, tal y como ha explicado el español, es uno de los diez países con mayor prevalencia de esclavitud moderna y fue el último país en abolir la esclavitud en 1981. Estas acciones han sido las que han favorecido que en pleno siglo XXI aún existan estas prácticas que, aunque "no hay cadenas físicas", sí que hay "cadenas mentales" que provocan "un miedo atroz". "Los mauritanos legalmente no son esclavos pero no conocen otra cosa y ni siquiere ellos saben qué lo son", detalla Antonio Sola

   Asimismo, ha relatado un ejemplo "estremecedor" que conoció él en primera persona. "Yo tuve la oportunidad de conocer a una esclava que fue liberada, cuyo amo la dejó embarazada y a ese niño, el amo (su padre) lo educó fuera del control de la madre y al término de los años acabó embaranzando a su propia madre, quién resultó ser también su esclava", ha relatado.

   Por acciones como estas, Antonio Sola lamenta que las instituciones europeas y países, que tienen acuerdos comerciales con Mauritania como España, no denuncian estas prácticas. "Si hoy hay paz en el mundo es gracias a la ONU pero sus acciones son insuficientes. Criticamos a países como China (en referencia a España) por la lucha que hay entre ellos y Estados Unidos. Además, a Biram le robaron unas elecciones y nadie dijo nada a pesar de que sabían que se habían corrompido", denuncia Sola, que recalca la necesidad de "inventar" un nuevo modelo democrático que puedan "abordar los nuevos problemas del mundo".

TRABAJÓ CON AZNAR Y GANÓ ELECCIONES CON RAJOY

   Antonio Sola, que asesoró a presidentes como Aznar y Rajoy confiesa que desde que tenía 19 años, su objetivo era combinar la política con movimientos sociales que "mejoren el mundo", por lo que ha estado involucrado en causas relacionadas con "la justicia", "la libertad" y "la solidaridad". Por ello, decidió irse de España para poder trabajar en países en los que los Derechos Humanos aún se vulneran.

Para leer más