Un colectivo de estudiantes anuncia que boicoteará una charla sobre prostitución en una universidad madrileña

Actualizado 08/11/2019 17:05:40 CET
Para el Frente de Estudiantes la charla persigue "la naturalización de la prostitución"
Para el Frente de Estudiantes la charla persigue "la naturalización de la prostitución" - FUNDACIÓN ATENEA - Archivo

MADRID, 8 Nov. (EUROPA PRESS) -

El colectivo Frente de Estudiantes ha anunciado que este próximo lunes 11 de noviembre intentará "boicotear" una charla sobre la prostitución programada en la Universidad Carlos III (UC3M) de Madrid, y con ese propósito ha convocado una concentración a las 11 horas frente al Edificio Luis Vives de su campus en la localidad de Getafe.

En concreto, este colectivo intentará impedir la celebración de la mesa redonda 'Prostitución y trabajo sexual. Debate desde los derechos humanos' prevista a las 12.30 horas, y en la que intervendrán Ruth M. Mestre, profesora de Filosofía del Derecho de la Universitat de Valencia y experta en teoría feminista del derecho, y la abogada laboralista Celia Pereira.

El debate estará coordinado por la profesora de Filosofía de la Carlos III Silvina Ribotta y forma parte de un seminario de teoría crítica que cumple 17 ediciones. En declaraciones a Europa Press, Ribotta defiende la necesidad del debate sobre "un problema complejo y muy grave que involucra a muchísimas mujeres en España y en todo el mundo" como la prostitución.

"Que haya revuelo demuestra que el tema no está cerrado, porque lo que está invisibilizado son las graves violaciones a los derechos humanos que viven mujeres y colectivos vulneralizados que se ven obligadas a ejercer la prostitución por su realidad económica y laboral, y ese es el espíritu con que el que vamos a plantear el debate del lunes", explica la profesora de la UC3M.

Ribotta asegura que respeta "la libertad de expresión de los estudiantes", pero defiende que "la universidad no puede tener restricciones para tratar temas y menos desde el punto de vista de los derechos humanos y del marco constitucional en el que nos movemos".

En ese sentido, asegura que el debate se realizará "con rigor intelectual y académico". "No podemos mirar hacia otro lado cuando hay problemas serios en nuestra realidad social y lo único que vamos a hacer es ofrecer un marco de debate donde vamos a confrontar argumentos desde el respeto y la humildad, viendo lo que está sucediendo y cuáles están siendo los diferente abordajes de un problema tan serio como es la prostitución", apostilla.

"BLANQUEAR" LA PROSTITUCIÓN

El pasado martes, el Frente de Estudiantes manifestó su rechazo a los debates y charlas sobre "trabajo sexual" que se han convocado en una veintena de universidades públicas durante el presente curso académico, advirtiendo además que planteaba 'boicotear' su celebración "por cualquier vía" que consideren necesaria.

"Rechazamos frontalmente cualquier tipo de actividad que se realice en la universidad para blanquear la prostitución o tratar de regularla", apuntaba la organización en un comunicado.

Durante el curso 2019-2020 una veintena de universidades públicas acogerán debates sobre la prostitución, justificándose en la necesidad de abrir un debate plural. La iniciativa ha sido impulsada por un grupo de docentes, en su mayoría mujeres, que reivindican la inclusión de la voz de las empleadas sexuales para así "visibilizarlas".

El detonante de la convocatoria de estas charlas en universidades públicas fue el "boicot" que varios colectivos feministas abolicionistas hicieron a unas jornadas de este tipo en la Universidad de A Coruña el pasado mes de septiembre.

Para el Frente de Estudiantes, "en realidad" estos debates persiguen "la naturalización de la prostitución, el proxenetismo y todas sus consecuencias entre determinados sectores". En su opinión, estas charlas "suponen un verdadero ataque contra los derechos de la mujer y la igualdad entre mujeres y hombres".

Además, sostienen que el hecho de que estas charlas se enmarquen en la universidad pública es, de por sí, contrario a sus planteamientos, ya que aspiran a que la universidad "se encuentre al servicio del pueblo trabajador y garantice la igualdad entre hombres y mujeres".

Así pues, consideran que debates de este tipo "dan rienda suelta a posiciones contrarias a los intereses de las mujeres trabajadoras y, por mucho aspecto democrático que se busque, abren las puertas a planteamientos permisivos con realidades como la prostitución o la trata".

Contador