Aumentan los casos de discriminación contra los gitanos, que afectan en su mayoría a las mujeres

Jóvenes gitanos
FSG - Archivo
Publicado 03/10/2018 14:55:45CET

   Medios de comunicación e Internet, acceso a bienes y servicios y empleo registran la mayoría de los casos

   MADRID, 3 Oct. (EUROPA PRESS) -

   La Fundación Secretariado Gitano ha registrado este año 232 casos de discriminación a personas gitanas, 30 más que en 2017, e identificó a 278 victimas, el 55% de las cuales eran mujeres según se desprende del 14º Informe Anual 'Discriminación y Comunidad Gitana', presentado este miércoles 3 de octubre por la institución en Madrid.

   El Informe de este año está dedicado a la discriminación interseccional que viven las mujeres gitanas y presenta, como es habitual, los casos de discriminación recogidos en toda España por la Fundación Secretariado Gitano, los avances, las buenas prácticas y la jurisprudencia más reciente en materia de discriminación.

   Del total de casos registrados en la edición de este año, un total de 101 se han producido en ámbitos como los medios de comunicación e Internet; mientras que en acceso a bienes y servicios se han registrado 44 casos; en Empleo, 29 casos; en Educación, 17; en Vivienda, 17; en Salud, nueve y en los Servicios policiales, tres.

   En el informe anual correspondiente a 2017, se relataban 202 casos en los que había asistido a 334 personas, siendo los ámbitos "más relevantes" en los se habían detectado incidentes los medios de comunicación e Internet (33%), empleo (21%) y acceso a bienes y servicios (15%).

   En cuanto al perfil de las víctimas de este año, el documento constata que la discriminación afecta mayoritariamente a personas gitanas jóvenes, entre los 16 y 45 años, a un total de 199 personas.

   Las principales conclusiones apuntan que el tratamiento informativo, el acceso a los bienes y servicios y la vivienda son los ámbitos más destacados en los casos que recoge el informe, en el que se apunta al acompañamiento a las víctimas como factor clave en la lucha contra la discriminación y al litigio estratégico como una de las vías fundamentales en la defensa de derechos de la población gitana.

   Las conclusiones recogen también el problema del discurso de odio antigitano en redes sociales e Internet y la necesidad de que España cumpla las últimas recomendaciones de los organismos internacionales.

DISCRIMINACIÓN INTERSECCIONAL DE LAS MUJERES GITANAS

   En la presentación de este miércoles, la secretaria de Estado de Igualdad del Ministerio de Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, Soledad Murillo, Soledad Murillo, ha destacado la relevancia de que el Gobierno haya creado una Dirección general para la Igualdad de trato y la Diversidad, y que esté dando los pasos para recuperar la Ley integral de Igualdad de Trato y No discriminación, paralizada en 2011, ya que se trata de "una norma de Derecho antidiscriminatorio que contempla mecanismos de vigilancia".

   Por su parte, el director general de la Fundación Secretariado Gitano Isidro Rodríguez ha subrayado que el objetivo del informe pasa por "visibilizar la discriminación cotidiana que sufre la comunidad gitana por su condición étnica, y mostrar en qué medida afecta a sus vidas cotidianas y las aleja del acceso a sus derechos fundamentales".

   Posteriormente, la escritora y periodista Elvira Lindo ha moderado la 'Mesa de Análisis de la discriminación interseccional' en la que han participado la directora del Departamento de Igualdad y Lucha contra la Discriminación de la Fundación Secretariado Gitano, Sara Giménez; la profesora de Sociología de la Universidad Complutense de Madrid Carmen Romero y la directora de Fundación Mujeres, Marisa Soleto.

   "En los casos de discriminación que anualmente registramos y asistimos en España, hemos detectado que las mujeres gitanas en nuestro país sufren discriminación interseccional sobre todo en el ámbito del acceso a bienes y servicios, concretamente en los supermercados y establecimientos comerciales. Son perseguidas al hacer sus compras por los guardias de seguridad con presunciones prejuiciosas", ha denunciado Giménez en su intervención.

   "Para identificar este tipo de discriminación nos hacemos dos preguntas básicas: ¿Sería tratada de la misma forma una mujer gitana que otra no gitana? ¿Y un hombre gitano?", ha añadido. Por su parte, Soleto ha reflexionado sobre la importancia de disponer de instrumentos de denuncia públicos para que las entidades sigan trabajando por los derechos de las personas.

   La presentación también ha contado con los testimonios de Lorena, Sofia y Juan Antonio, que han contado sus casos en primera persona y han animado a denunciar: "hay que visibilizarlo y hay que seguir luchando por nuestros derechos". "Que te persigan en una tienda por ser gitana es injusto y duele", afirmaba Lorena.