Publicado 15/04/2020 17:16CET

CCOO reclama más perspectiva de género en la respuesta económica y social contra la pandemia

Personas de origen subsahariano y argelino que residen en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI)
Personas de origen subsahariano y argelino que residen en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) - Antonio Semperes - Europa Press

   MADRID, 15 Abr. (EUROPA PRESS) -

   CCOO ha reclamado "más perspectiva de género" en las respuestas económicas y sociales que se adopten para paliar el impacto de la pandemia del coronavirus. "El mayor dique de contención de la pobreza es extender la protección social con perspectiva de género", ha defendido la secretaria confederal de Mujeres e Igualdad del sindicato, Elena Blasco Martín.

   "En estos tiempos de emergencia sanitaria, económica y social, en el que nos hemos marcado como Estado social no dejar a nadie atrás, no debemos olvidar las mayores dificultades económicas de las mujeres en general y las dificultades extremas de diversos grupos de mujeres, que se ven sin acceso a los recursos existentes", ha afirmado.

   Para CCOO, "es primordial" que la crisis sanitaria "no conlleve un aumento de las desigualdades sociales" y que "se tenga en cuenta que las mujeres, en general, son las más desfavorecidas, las más expuestas a la pobreza".

   Según ha dicho Blasco, "urge dar una respuesta económica y social que tenga en cuenta y aporte soluciones a todas las mujeres y que afronte con medidas específicas a las más expuestas a la pobreza". El sindicato pone el foco, por ejemplo, en las mujeres desempleadas sin prestaciones, mujeres con diversidad funcional, las de etnia gitana, migrantes y refugiadas sin papeles.

"LA PRECARIEDAD LABORAL TIENE ROSTRO DE MUJER"

   Previamente a la pandemia, Blasco ha llamado la atención reiteradamente sobre las dificultades añadidas a las mujeres en cuanto a su participación laboral, que impiden el acceso al empleo de calidad y condicionan su mayor riesgo y exposición a la pobreza.

    "La precariedad laboral tiene rostro de mujer", ha dicho en numerosas ocasiones, incidiendo en que ellas tienen menor acceso al empleo que los hombres y que sus condiciones son en general peores y en que son mayoría en el paro, en la temporalidad, en el tiempo parcial, entre otras cosas. También son las mujeres quienes reciben los salarios más bajos, según la Encuesta anual de Estructura Salarial (EES) del 2017 que refleja que por cada 4 personas con ingresos iguales o menores del SMI, 3 son mujeres.

   "Decimos que la pobreza laboral tiene rostro de mujer, y que ésta es una forma estructural de 'violencia económica', tal y como recoge el Convenio de Estambul. Por eso son tan necesarias medidas económicas que impactan favorablemente en las mujeres que más lo necesitan", sostiene Blasco.

   En este contexto, ha remarcado que, ante la crisis del COVID-19, la situación en el empleo está empeorando "considerablemente con el consiguiente efecto económico en las mujeres". Tal y como sostiene, "hay grupos específicos de mujeres más vulnerables y expuestas a la pobreza", como por ejemplo, las que encabezan familias monomarentales.

   "En la situación de excepcionalidad que ha causado la crisis del COVID-19, esta preocupación se extiende, porque muchas de estas mujeres quedan sin acceso a los recursos excepcionales dispuestos por el Gobierno", ha alertado el sindicato.