Actualizado 20/09/2007 20:25 CET

EpC.- STEPV pide a Camps que "no use" la educación para intereses "partidistas" y CCOO-PV cree que refleja "ineficacia"

VALENCIA, 20 Sep. (EUROPA PRESS) -

El STEPV-IV pidió hoy al presidente de la Generalitat, Francisco Camps, que "no use el sistema educativo para sus intereses partidistas y electoralistas" mientras que CCOO-PV lamentó que la "convivencia y los valores éticos asociados dentro y fuera de los centros escolares es un tema lo suficiente serio y preocupante como para emplearlo en una campaña de difusión grotesca".

Así lo indicaron en sendos comunciados en relación a la propuesta realizada ayer por el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, de que la asignatura de Educación para la Ciudadanía se imparta en la Comunitat Valenciana en inglés.

Para el STEPV, "antes de llegar a impartir la asignatura de EpC en inglés, hace falta mejorar otros muchos aspectos del sistema de educativo valenciano". En su opinión, el debate sobre esta materia se ha convertido en un "enfrentamiento interesado y electoral por parte del PP y la Iglesia Católica frente al Ministerio de Educación y el Gobierno español".

A su entender, "es intolerable usar el sistema educativo valenciano como caja de resonancia de estos enfrentamientos políticos", por lo que consideró que "antes de hacer cualquier declaración que afecte el sistema educativo y a las condiciones laborales del profesorado se debe abrir un periodo de consulta y debate con toda la comunidad educativa".

El anuncio supone "un muestra más de que las líneas políticas del Gobierno valenciano son fruto de ocurrencias curiosas y no de una planificación responsable", manifestó.

El STEPV recordó a Camps que "el órgano para debatir es el Consejo Escolar Valenciano, dónde está representada toda la comunidad educativa" y valoró su voluntad establecer un Plan de Trilingüismo también para Secundaria aunque le recordó que los centros de Primaria "todavía están esperando instrucciones y dotación de profesorado para atender la implantación de la lengua extranjera en el primer ciclo".

De hecho, señaló que "si se habla de implantación de lenguas en Secundaria se deben recordar las graves carencias que tiene la implantación de la enseñanza en valenciano en la ESO por la falta de interés de la Conselleria de Educación".

"MALA MEMORIA E INEFICACIA POLÍTICA"

Por su parte, la Federación de Enseñanza de CCOO PV consideró la iniciativa "una muestra de la mala memoria de Camps y de la ineficacia política del gobierno valenciano" y propuso que la asignatura de religión y su alternativa también se impartan en inglés.

En este sentido, explicó que la "mala memoria se debe a que "quizás" el presidente de la Generalitat "no recuerda" que el gobierno valenciano ya ha publicado en el Diario Oficial de la Comunitat Valenciana el currículum de la citada asignatura y que, por tanto, ahora "los centros se verán obligados a impartirla porque así lo ordena el gobierno autonómico".

Apuntó también que el jefe del Consell "olvida que en este decreto se deja de lado un alto número de los ítems marcados por el Gobierno central, de modo que diseñó cuáles son los valores de convivencia básicos para los ciudadanos y ciudadanas valencianos, pero aquello más importante para la convivencia se tiene que explicar en inglés".

En la misma línea, afirmó que "tampoco recuerda que todavía no se han completado las plantillas del profesorado de Primaria de la asignatura de inglés" y que, por lo tanto, "no se está cubriendo ni la oferta obligatoria de esta asignatura".

Para CCOO PV, las decisiones sobre política educativa de la Generalitat "responden a ideas ocurrentes y simpáticas, pero no a una valoración de los recursos y esfuerzos que suponen, ni al diálogo con los agentes sociales y la comunidad escolar". Su política de "anuncios vistosos", añadió, "oculta su negativa a sentarse a planificar con los agentes sociales las condiciones laborales y los recursos del profesorado y con el Consejo Escolar Valenciano para definir los contenidos de la asignatura."

A juicio de esta Federación de Enseñanza, este anuncio "se podría completar con la propuesta de que la asignatura de religión y su alternativa también se dieron en inglés, para equiparar todas las asignaturas que suponen adoctrinamiento --de acuerdo con la definición que hace el PP-- y porque en caso de que el PP consiguiera suprimir la asignatura de EpC desde el Gobierno estatal, los alumnos no dejaran de recibir esta magnífica formación lingüística".