Publicado 26/10/2022 12:10

Expertos defienden el papel de la economía de la lengua para impulsar la inclusión de las personas con discapacidad

Celebración de la jornada "La transformación tecnológica al servicio de las personas inclusión, diversidad e igualdad"
Celebración de la jornada "La transformación tecnológica al servicio de las personas inclusión, diversidad e igualdad" - GRUPO SOCIAL ONCE

   MADRID, 26 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) y el Grupo Social ONCE han explorado las oportunidades que la economía de la lengua ofrece para la inclusión de las personas con discapacidad, así como los nuevos retos tecnológicos relacionados con la accesibilidad, diversidad y la igualdad para las personas con discapacidad.

   Así lo han manifestado durante una jornada organizada de forma conjunta por el CERMI y Grupo Social ONCE, en colaboración con el Gobierno, bajo el título 'La transformación tecnológica al servicio de las personas inclusión, diversidad e igualdad'.

   El acto ha contado con la presencia de la Comisionada Especial para la Alianza por la Nueva Economía de la Lengua, Cristina Gallach, que lidera el Perte Nueva Economía de la Lengua, dotado con 1.100 millones de euros de los fondos europeos 'Next Generation'.

   La inauguración del evento ha corrido a cargo del presidente del CERMI, Luis Cayo Pérez Bueno, y el vicepresidente del Consejo General de la ONCE y vicepresidente de Ilunion, Alberto Durán, que han dado paso a tres bloques temáticos que han tratado los aspectos relativos a la inclusión, diversidad e igualdad en los nuevos entornos digitales, además de contar con una exposición de casos de éxito a cargo de especialistas.

   En su intervención, Luis Cayo Pérez Bueno ha destacado la necesidad de crear "una alianza para la nueva economía de la lengua". "Necesitamos una democracia lingüística, no un bien privativo solo al alcance de unos pocos, sino que se pueda extender y utilizar en su uso y acceso" ha expresado, al tiempo que ha prometido "intentar utilizar todas las herramientas maximizándolas para que la lengua se tiña de diversidad y sea un elemento más para que haya una vida democrática".

   Por su parte, Durán ha definido este encuentro como "una oportunidad para incorporar la accesibilidad en toda su crudeza para que la lengua no sea un elemento de discriminación". Asimismo, ha apelado a la posibilidad de incluir elementos de comunicación que "sean inclusivos y que puedan interactuar con personas con discapacidad, con personas mayores, etc".

   Tras la inauguración, ha tenido lugar un bloque dedicado a la accesibilidad donde se ha dado a conocer el Proyecto Accesstrans que realizó con Ilunion, entre otros, y posteriormente una mesa redonda sobre accesibilidad, que ha dado paso a otro bloque dedicado a la diversidad.

   Potenciar y promover proyectos con un uso realmente inclusivo de la inteligencia artificial, aportar recursos económicos a las comunidades marginalizadas, incluir una asignatura centrada en educación para la ciudadanía digital y aterrizar las medidas a nivel local, han sido algunas de las conclusiones de esta mesa.

   También se han propuesto como posibles soluciones elaborar un plan de algoritmos sociales e inclusivos que eviten la discriminación y sean transparentes para, en definitiva, poner el foco en el empleo, la formación y la accesibilidad, según los impulsores del encuentro.

   El tercer bloque ha puesto el foco en la igualdad de género, en el que se ha puesto de relieve la necesidad de contar con métodos para mitigar sesgos incipientes, crear sistemas que beneficien a todos, incluir formación sobre sesos en los estudios de tecnologías e implementar descubrimientos de las ciencias del comportamiento.

   También se ha subrayado la importancia de la participación y colaboración para la cocreación de sistemas justos con la ciudadanía al servicio de la igualdad y de la justicia, para evitar caer en distopías digitales.

"TECNOLOGÍA PARA MEJORAR LA VIDA DE LAS PERSONAS"

   La vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, que ha puesto el broche final a este evento, ha asegurado la importancia de aprovechar las oportunidades y enfrentarse a los retos derivados de este proceso de digitalización.

   "La tecnología tiene que servir para mejorar la vida de las personas" ha declarado y ha añadido que "la lengua es clave y en ella tenemos un activo extraordinario". En su intervención, Calviño ha reprochado que "la inteligencia artificial solo entienda chino e inglés, también tiene que entender y pensar en español".

   En relación con la igualdad de género, la ministra se ha mostrado convencida de que "las medidas cambian la realidad y que "el cambio que se está produciendo no tiene que ser minusvalorado". "Estamos en el momento de decidir hacia dónde vamos y este PERTE es uno de esos instrumentos para que el español no pierda el tren de la nueva económica digital", ha concluido.