Feministas rechazan la sentencia de La Manada aunque es "más respetuosa" y "abre la puerta" a una condena por violación

manifestación contra la sentencia de la 'manada'
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 05/12/2018 16:44:50CET

   Ven "indignante" que se condene a los acusados por un delito de abuso sexual y esperan que el Supremo "corrija" este criterio y aprecie agresión

   MADRID, 5 Dic. (EUROPA PRESS) -

   Organizaciones y colectivos feministas vuelven a rechazar que los hechos del caso de La Manada sean calificados como abuso sexual continuado, después de que se haya publicado la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) por la que se confirma la condena a los cinco acusados, que fueron absueltos de un delito de agresión. No obstante, consideran que esta resolución judicial es "más respetuosa" que la que emitió la Audiencia de Navarra, al tiempo que recalcan que en esta ocasión se da "algo más credibilidad" al testimonio de la víctima y se abre la puerta a considerar que fue una violación.

   Los cinco miembros de La Manada fueron absueltos del delito de agresión sexual por la Audiencia de Navarra al no apreciar ni violencia ni intimidación en los hechos que tuvieron lugar en los Sanfermines de 2016, cuando una joven madrileña de 18 años denuncio haber sufrido una violación múltiple. En esta ocasión, dos de los cinco magistrados del TSJN han emitido un voto particular discrepante al considerar que hubo un delito continuado de agresión sexual con intimidación, aunque la mayoría del tribunal ha ratificado la condena.

   Varias feministas consultadas por Europa Press también coinciden en reivindicar que se aborde "de una vez por todas" la reforma de los delitos sexuales del Código Penal para que aquellos casos en los que no hay violencia física pero sí una situación de superioridad que anula el consentimiento de la víctima, se castiguen como agresión sexual y no como abuso.

   Asimismo, han expresado su deseo de que el Tribunal Supremo (TS), órgano al se puede recurrir esta sentencia, "corrija" el criterio de la Audiencia de Navarra así como del Tribunal Superior de Justicia Navarra y, finalmente, los cinco acusados sean condenados por un delito de agresión sexual. Del mismo modo, han reclamado que "cuanto antes" se empiece a incorporar la formación en perspectiva de género para todos los operadores jurídicos.

   Según ha recalcado la presidenta de Mujeres Juristas Themis, María Ángeles Jaime de Pablo, esta sentencia parte de los mismos hechos probados pero en ella "sí se considera que hay violencia ambiental suficiente" como para calificarlos de agresión y violación, algo que ha celebrado. En su opinión, el hecho de que dos de los cinco magistrados así lo expongan, "favorece" de cara a que el caso llegue al Tribunal Supremo, encargado de ratificar la condena.

   "La esperanza nunca se pierde. Confío en que el TS se acoja al argumento de los votos particulares", ha insistido en declaraciones a Europa Press la presidenta de Mujeres Juristas Themis, que ha subrayado que en este fallo judicial "no hay manifestaciones ofensivas ni de retórica del porno" que, a su juicio, sí existían en el voto discrepante de la sentencia de la Audiencia de Navarra en el que se pedía la absolución de los acusados.

"CORRECCIONES INTERESANTES" A LA ANTERIOR SENTENCIA

   Para la presidenta de Fundación Mujeres, Marisa Soleto, la nueva sentencia "hace correcciones interesantes" a la anterior, aunque vuelve a reflejar el problema de "la falta distinción" entre agresión y abuso. En cualquier caso, ha celebrado que se abra la posibilidad a valorar la agresión sexual en los recursos que se presenten en el Tribunal Supremo.

   "La sentencia la menos no tiene los elementos exóticos de la primera, pero vuelve a revelar que tenemos un problema de definición del tipo penal y deposita la responsabilidad en el comportamiento de la víctima cuando debería estar basado en el mero consentimiento sexual", ha dicho Soleto.

   Por su parte, la abogada de Women's Link Aintzane Márquez ha manifestado que "hay que tener en cuenta que las leyes tradicionalmente han sido escritas por y para los hombres" y, por ello, en muchas ocasiones "no tiene en cuenta las circunstancias de violencia" que viven las mujeres. "Lo que nosotras reconocemos como violencia, intimidación y violación no es interpretado por los tribunales de la misma manera", ha declarado a Europa Press.

RECLAMAN FORMACIÓN EN PERSPECTIVA DE GÉNERO

   Los dos magistrados discrepantes estiman que habría que condenar a los cinco procesados a penas de 14 años, tres meses y un día por un delito de violación, aunque a juicio de la mayoría del Tribunal, es dudosa la concurrencia de la intimidación, necesaria para calificar aquellas acciones como agresión sexual o violación.

   "Los dos votos particulares nos demuestran cómo sobre unos mismos hechos es posible hacer diferentes interpretaciones y era posible haber condenado a los acusados por agresión sexual", ha señalado también. A su juicio, esta disparidad de criterios demuestra la importancia de que "exista una formación en perspectiva de género" para los jueces y juezas.

   En este sentido, ha recordado que el caso "muy probablemente" pasará al Tribunal Supremo y que éste "en los últimos meses viene realizando importantes sentencias con perspectivas de género. "Tendrá la oportunidad de revertir esta decisión y proteger los derechos de las mujeres, tal y como está reclamando la sociedad", han incidido Márquez.

   También la presidenta de la Federación de Mujeres Progresistas, Yolanda Besteiro, ha reivindicado la necesidad de incorporar la perspectiva de género en la Justicia, ante la existencia de una "cultura de la violación" que tiende a "responsabilizar a las víctimas" a tipificar como abuso lo que "clarísimamente es una violación". Esa mentalidad, según ha añadido, "tiende a culpabilizar a las mujeres" y a "justificar y quitar importancia a la conducta de los agresores".

SITUACIÓN DE INTIMIDACIÓN "CLARA"

   A su juicio, la confirmación de la sentencia es "decepcionante". "Teníamos la esperanza de que corrigiera el criterio mantenido por la audiencia, porque cualquier ciudadano ve que fue una situación de intimidación clara el hecho de meterla en el portal, también por la superioridad numérica de los agresores, y su complexión física". "Cualquier persona con sentido común considera esta situación intimidatoria, y como tal debe ser calificada".

   "Indignante. La injusticia vuelve hacer una interpretación patriarcal de la realidad, nos llena de rabia el mensaje que se nos da a las mujeres y a la sociedad #NoEsAbusoEsViolación. Basta ya de #JusticiaPatriarcal cómplice siempre de los agresores", ha escrito la Comisión 8-M, convocante de la huelga feminista del pasado 8 de marzo, en su perfil de Twitter.

   Desde la Plataforma 7N contra las Violencias Machistas han tachado de "inadmisible" la sentencia que confirma la condena por abuso. "Cuando separan la falta del consentimiento de la violencia, reproducen todos los mitos patriarcales y estereotipos sexistas que sostienen y perpetúan la violencia sexual", ha argumentado, para después lamentar que la formación con perspectiva de género "aún es una asignatura".

Contador