Actualizado 31/07/2013 14:47 CET

La Generalitat catalana cifra en medio millar los dependientes afectados por el nuevo recorte en dependencia

Recursos de ancianos, ley de dependencia, dependiente
REUTERS

Garantiza que la suspensión de nuevas ayudas para pagar una residencia es "transitoria"

BARCELONA, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

La consellera de Bienestar Social y Familia de la Generalitat catalana, Neus Munté, ha cifrado este miércoles en medio millar las personas con dependencia que se verán afectadas por la suspensión de nuevas ayudas para pagar una residencia privada por falta de una plaza pública, y se ha comprometido a que la medida será "transitoria".

En un comunicado, Munté también se ha comprometido a que la medida "no afectará a ninguno de los beneficiarios" que ya reciben este tipo de ayuda, conocida como prestación económica vinculada residencia (PEV), que actualmente beneficia a unos 9.000 catalanes.

Las personas que durante estos dos meses puedan quedar afectadas por esta suspensión serán atendidas "por otros servicios y ayudas" en el marco de la Ley de dependencia, ha dicho Munté, aunque no ha concretado cuales.

También ha mostrado la voluntad de la Generalitat de "no generar más problemas" a las entidades sociales y mercantiles, ni tampoco a los usuarios.

Ha recordado que en Cataluña "se han hecho esfuerzos económicos muy importantes para responder a los servicios y prestaciones vinculadas a la dependencia pese a los incumplimientos del Estado".

Ha alegado que la Generalitat ha decidido suspender las nuevas ayudas porque no quiere "generar falsas expectativas" al sector debido a la complicada situación de las arcas públicas, y ha defendido que se trata de una decisión que persigue la sostenibilidad del sistema.

"Lo que hemos hecho es establecer un plazo transitorio para ver de qué modo podemos resolver esta situación y como podemos ser el máximo de efectivos", ha valorado la consellera, que ha deplorado la deslealtad que, según ella, está mostrando el Estado con el pago de la dependencia a las autonomías.

Munté ha catalogado de "ejercicio de cinismo" el hecho de que el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad haya dicho que el Estado ha efectuado las transferencias necesarias para que Cataluña pueda pagar las PEV.