El Gobierno francés presenta proyecto de ley para aumentar el número de mujeres directivas y las bajas por paternidad

Actualizado 03/07/2013 19:30:04 CET

PARIS, 3 Jul. (Reuers/EP) -

El Gobierno francés ha presentado este miércoles un proyecto de ley de igualdad que tiene como objetivo incrementar el número de mujeres que ocupan cargos directivos en el país, promover la igualdad salarial y ampliar el permiso de baja paternal para posibilitar una mayor conciliación laboral y familiar.

El proyecto de ley pretende reforzar la carrera profesional de las mujeres en Francia, y su contribución a la economía en el actual contexto de crisis, estableciendo una cuota que exigirá que las mujeres constituyan el 40 por ciento de las juntas de las compañías privadas del país en el año 2017.

"Las desigualdades están en todos lados, así que debemos luchar contra ellas en todos los lados", ha afirmado la ministra de los Derechos de la Mujer y creadora del proyecto de ley, Najat Vallaud-Belkacem, antes de su presentación al gabinete.

Francia, que se ve a sí mismo como el país de nacimiento de los Derechos Humanos, es conocido por su generoso sistema de guarderías, que permite a las mujeres tener más niños que en ningún otro país de Europa excepto Irlanda.

Sin embargo, el país ocupa una mala posición en las listas de igualdad de género, ya que las mujeres ganan un 27 por ciento menos de media que los hombres, comparado con el 16 por ciento de diferencia en los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Esta posición se debe principalmente a que la mayoría de los trabajos a media jornada o de baja remuneración están ocupados por mujeres. Además, por el mismo trabajo, las francesas reciben de media un 10 por ciento menos de salario que los hombres.

Vallaud-Belkacem ha asegurado que las mujeres francesas han sido "frenadas" porque se han visto obligadas interrumpir sus carreras para cuidar de sus hijos, en un país donde sólo el 3 por ciento de los hombres solicitan el permiso de paternidad.

"LOS HOMBRES NO SE ATREVEN A PEDIR LA BAJA POR PATERNIDAD"

Estos incentivos previstos en el proyecto de ley pretenden seguir el modelo de Alemania, que ha conseguido aumentar la cifra de permisos de baja por paternidad hasta el 20 por ciento frente al 3 por ciento de 2007 mediante normas similares.

"Los hombres no se atreven a pedir a sus compañías una baja de unos cuantos meses para cuidar de un hijo", ha asegurado la ministra, que además es portavoz del Gobierno francés. "Necesitamos eliminar este estigma porque las trabajadoras desean conciliar su vida personal con la familiar", ha afirmado.

El proyecto de ley también prevé ayudar a las madres solteras mediante una compensación estatal por la pensión alimenticia, que además podrá reclamarse de los ingresos de los padres que no cumplan con el pago.

Además se doblarán las multas para los partidos políticos que no presenten el mismo número de mujeres que de hombres a las elecciones.