Actualizado 16/03/2010 15:02 CET

El Plan Avanza ha destinado 70 millones de euros para la integración de los colectivos en riesgo de exclusión

Miguel Sebastián y Trinidad Jiménez presentan un servicio de videointerpretación telefónica entre personas sordas y oyentes

MADRID, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, subrayó hoy que el Plan Avanza ha financiado en los últimos cuatro años 145 actuaciones con un presupuesto de 70 millones de euros para la plena integración de los colectivos en riesgo de exclusión en condiciones de igualdad, durante la presentación del sistema SVisual, un servicio de videointerpretación telefónica entre personas sordas y oyentes a través de la figura de un videointérprete.

En esta línea, indicó que también se ha contribuido a la capacitación tecnológica de la ciudadanía y su accesibilidad a las nuevas tecnologías con 800 millones de euros, prestando especial atención a los colectivos en riesgo de exclusión, del total de 9.000 millones de euros que el Gobierno, en colaboración con otras entidades públicas y privadas, ha movilizado para la implantación de las Nuevas Tecnologías en España.

Al acto también asistieron la ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, el presidente de Telefónica de España, Guillermo Ansaldo, y el presidente de la Confederación Estatal de Personas Sordas (CNSE), Luis Cañón.

Este servicio tiene como objetivo garantizar la comunicación personal, directa e inmediata a las personas sordas, mejorando la calidad de vida de este colectivo al eliminar las barreras comunicativas que encuentren en su vida diaria. Además, permitirá la apertura hacia nuevas oportunidades profesionales y personales, ya que, entre otras ventajas, "las personas con discapacidad auditiva podrán realizar cualquier gestión de forma autónoma gracias a este sistema".

Por su parte, Trinidad Jiménez destacó que "la comunicación no puede ser un privilegio sino un derecho que nos beneficia a todos" y celebró la creación de esta herramienta que servirá para "satisfacer una necesidad real y visible", ya que en España "hay más de un millón de personas con algún tipo de discapacidad auditiva".

Asimismo, manifestó la importancia de que estas personas conozcan el lenguaje de signos y lamentó que "apenas 400 mil de ese millón de personas con discapacidad auditiva use la lengua de signos española o catalana". "En una sociedad global en continuo cambio y evolución y con unas necesidades comunicativas permanentes, el uso de la lengua de signos es fundamental para que las personas se puedan comunicar con los demás de una manera integra en igualdad de condiciones", apostilló.

FORMAS DE USO

SVisual puede utilizarse a través de diversos dispositivos como videoteléfono, videocámara con conexión a Internet, móvil con tecnología 3G y a través de una aplicación web disponible en la página www.svisual.org para acceder al servicio a través del ordenador que cuente con webcam y conexión ADSL.

Durante la presentación también se ha hecho una demostración del sistema para mostrar la sencillez de su uso. En esta SVisual permitió la conexión de audio y video a tiempo real, a través de un videointérprete que realizó las labores de interpretación solicitadas por cada usuario con el fin de establecer una comunicación fluida con su interlocutor.

Otro de los ponentes, el presidente de presidente de Telefónica de España, Guillermo Ansaldo, aseguró que sólo un 3 por ciento de los espacios web en Europa cumplen con los requisitos de accesibilidad y apuntó a la alianza entre el ente público y privado como el camino a seguir "para avanzar en la integración a través de las TIC".

Por último, el presidente de la Confederación Estatal de Personas Sordas (CNSE), Luis Cañón, afirmó que en la actualidad "hablar de comunicación es hablar de progreso" y no deberían encontrarse personas con barreras en esta sociedad en la que "todos están conectados". Asimismo, mostró su compromiso por hacer accesibles las nuevas tecnologías y dijo que esta iniciativa supone "un antes y un después" para la comunicación de las personas sordas y con discapacidad auditiva.