Actualizado 19/10/2009 16:19 CET

El Senado rechaza la propuesta de CiU para impedir que Iberdrola construya una presa en la cuenca del río Sil

MADRID, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

El senado rechazó hoy la moción presentada por el grupo parlamentario CiU en el Senado por el que se instaba al Gobierno a no conceder a la empresa eléctrica Iberdrola S.A. los permisos necesarios para la ejecución del aprovechamiento hidroeléctrico denominado Santa Cristina, en la cuenca del río Sil. La moción fue rechazada por el Pleno de la Cámara Alta con un sólo voto a favor, 22 en contra y dos abstenciones.

El portavoz adjunto del grupo parlamentario de senadores nacionalistas, José Manuel Pérez Bouza, explicó que, a su juicio, si la empresa Iberdrola tuviera los permisos necesarios para la ejecución del aprovechamiento hidroeléctrico se produciría un gran "impacto ambiental" ya que "es ya de por sí una cuenca sobreexplotada".

En este sentido, el senador recordó que la empresa exportará a Portugal los resultados hidroeléctricos que obtenga con la presa por lo que, subrayó, no se va a obtener "ningún beneficio" a nivel nacional.

"Es un aprovechamiento que necesitará grandes movimientos de tierras, un gran número de maquinaria pesada y una serie técnicas que perforarán la cuenca del río", recalcó para reiterar que con todo ello "se cambiará sustancialmente la fisionomía del territorio".

Dicho esto, Pérez Bouza señaló que en Galicia el proyecto ya ha sido "rechazado" por todos los grupos parlamentarios y reiteró la necesidad de evitar la creación de la central porque "destruirá hábitat y zonas de interés comunitario".

UNA PROPUESTA QUE CARECE DE "RIGOR".

No obstante, el grupo parlamentario popular aseguró que en la actualidad "no hay ninguna central nueva" que esté en tramitación en la cuenca Miño-Sil y que las "únicas" solicitudes de aprovechamientos son de las "centrales que ya están en el río".

Por ello, el PP consideró que la propuesta de CiU en el Senado carece "de rigor", y aunque apuntó que la Xunta de Galicia realizó ya un "informe desfavorable" sobre el proyecto recordó que éste fue "previa a la declaración ambiental".

"No se sabía cual iba a ser el impacto ambiental y por eso la Xunta emitió un informe desfavorable", recalcó al tiempo que pidió dejar actuar a los técnicos "ya que hay que tener en cuenta que el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino no ha permitir que se desarrolle ninguna irregularidad por sólo favorecer a una empresa".