10 de abril de 2020
 
Publicado 25/02/2020 16:17:50 +01:00CET

Cinco jóvenes de Aldeas Infantiles reclaman ante los Reyes medidas que garanticen un crecimiento "exitoso"

Representantes de Aldeas Infantiles SOS junto con los cinco jóvenes con los Reyes de España en el Palacio de la Zarzuela
Representantes de Aldeas Infantiles SOS junto con los cinco jóvenes con los Reyes de España en el Palacio de la Zarzuela - ALDEAS INFANTILES SOS

MADRID, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los Reyes de España han recibido en audiencia este martes en el Palacio de la Zarzuela a varios representantes de Aldeas Infantiles SOS y a cinco jóvenes que forman parte de los programas de la organización, quienes han reclamado medidas que garanticen que el prceso de tránsito a la vida adulta se produzca de forma "pausada" y "exitosa".

En concreto, estos cinco jóvenes han señalado que se debe trabajar para garantizar que los jóvenes que viven en cuidado alternativo disfruten de los mismos derechos, mismo apoyo y los mismos servicios que sus iguales; asignar a un profesional de referencia a cada joven entre los 16 y los 24 años; consolidar el derecho de los jóvenes a acceder a los servicios sociales después de cumplir los 18 años o la no separación de los hermanos cuando uno de ellos cumple la mayoría de edad.

De esta manera, el presidente de la organización en España, Pedro Puig, ha subrayado que 2020 será un año crucial para la infancia porque Naciones Unidas ha puesto el punto de mira en los niños que crecen sin el cuidado de sus padres. En España, según Aldeas Infantiles SOS, hay 49.985 niños en esta situación y más de 300.000 que están en riesgo de estarlo.

"Desde Aldeas Infantiles SOS queremos poner nuestra experiencia en el cuidado a la infancia al servicio del Estado para contribuir a la implementación de esta resolución; una experiencia de más de 70 años que pone de manifiesto que, cuando los niños no pueden crecer con sus padres, un cuidado alternativo de calidad puede ayudarles a redirigir sus vidas y a romper el ciclo intergeneracional de separación y abandono", ha explicado Pedro Puig.

Uno de estos jóvenes que ha crecido lejos de su entorno familiar es Javier Saiz, que llegó a la Aldea de Cuenca con diez años junto con su hermano, cuando los Servicios Sociales decidieron que la situación familiar no era la más adecuada para dos niños.

"Me enseñaron a confiar en mí mismo, a tener una mayor autonomía personal y a estar preparado para salir al mundo. Recibí ayuda para seguir con mis estudios y hoy puedo decir que he conseguido mi sueño", afirmaba Saiz, que ha conseguido graduarse en Derecho por la Universidad de Granada.

Sin embargo, la organización reconoce que estos chicos pertenecen a un grupo vulnerable de la sociedad, por lo que, las medidas son necesarias.

Para leer más