Publicado 25/06/2021 14:52CET

La emancipación juvenil "se hunde" durante la pandemia: menos del 16% estaban emancipados en 2020

Archivo - Varios estudiantes de la Facultad de Derecho de la  Universidad de Málaga.
Archivo - Varios estudiantes de la Facultad de Derecho de la Universidad de Málaga. - Álex Zea - Europa Press - Archivo

   MADRID, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

   La emancipación juvenil en España se "hundió" en 2020, el año de la pandemia, marcando el dato más bajo de los últimos 22 años, con un 15,8% de personas jóvenes de 16 a 29 años emancipadas, según los datos de la última edición del Observatorio de Emancipación Juvenil, elaborado por el Consejo de la Juventud de España (CJE) y presentado este viernes en el Congreso de los Diputados.

   "Es alarmante, una caída muy brusca, es verdad que la destrucción del empleo ha sido más acentuada, pero que la emancipación haya caído tanto es muy sintomático de lo que está sucediendo", ha subrayado el investigador del estudio Joffre López Oller, durante la presentación de los datos en la Cámara baja.

   El estudio recoge la cifra más baja de emancipación juvenil en lo que va de siglo, un "pésimo" dato que desde el Consejo de la Juventud no solo atribuyen a la pandemia sino a "la cronificación de la precariedad".

   De acuerdo con el informe, la emancipación juvenil en España acumula 14 años consecutivos de caída. Así, en 2007, el 26,1% de las personas jóvenes se había independizado. Desde entonces, la cifra ha ido disminuyendo, marcando en 2020 el dato más bajo desde 1999.

   Estas cifras reflejan, según el Consejo de la Juventud, que "la precariedad socioeconómica" de la juventud española "no encuentra suelo y sigue hundiéndose, con o sin COVID".

   Según precisan, la tasa de paro entre los jóvenes al cierre de 2020 era del 30,2%; un 52% de los jóvenes trabajadores tienen un contrato temporal y el 26,1% tiene contratos parciales. Además, denuncian los bajos salarios de los jóvenes que cobran 11.643 euros brutos al año de media, 970 euros al mes.

   En este sentido, desde el advierten de que la baja calidad del empleo joven y los bajos salarios hacen que una persona joven tenga que destinar "el 91%" de su salario al alquiler de una vivienda si quiere vivir en solitario.

   Frente a esta realidad, el vicepresidente del Consejo de la Juventud, Adrià Junyent Martínez, ha propuesto "reformar la ley laboral, la subida del salario mínimo como la mejor política feminista y de juventud o la regulación del precio del alquiler".

   Además de las dificultades que tienen las personas jóvenes para emanciparse en España, el Consejo de la Juventud avisa de las "elevadas" tasas de pobreza juvenil, que alcanza el 31,7%. Así, en España unos 3 millones de personas entre 16 y 35 años está en una situación de riesgo de pobreza o exclusión social.

¿ES JUSTO EL IMV CON LOS JÓVENES?

   Atendiendo a estas cifras, el CJE lamenta que "apenas un 2%" de la juventud en situación de pobreza ha recibido el Ingreso Mínimo Vital (IMV). Esto es así porque, como señala el Informe 'Ingreso Mínimo Vital: ¿Es justo con la Juventud?', elaborado por el CJE, el IMV "restringe el acceso al IMV a las personas jóvenes, discriminando y vulnerando los derechos de la juventud de manera arbitraria".

   Por ello, exigen a los grupos parlamentarios que aprueben las enmiendas presentadas al IMV por parte del CJE en la negociación de la ley, para que la población joven pueda optar a esta ayuda. Igualmente, consideran necesario realizar una reforma laboral que acabe con la temporalidad y dualidad del mercado de trabajo español; y reclaman un uso eficiente de los Fondos de Recuperación europeos.

CRIMINALIZACIÓN DE LA JUVENTUD EN LA PANDEMIA

   Asimismo, la vicepresidenta del Consejo de la Juventud Margarita del Cisne ha lamentado la "criminalización" de los jóvenes durante la pandemia, siendo "culpados" de los "rebrotes" o de los "botellones" y ha pedido que, en su lugar, se visibilice el "rol positivo" que han jugado, por ejemplo, "para proteger a los más vulnerables" durante la emergencia sanitaria.

   "El hilo conductor durante la pandemia ha sido la criminalización de la juventud, con tres momentos cumbre en los que se ha puesto a los jóvenes en la diana, se culpó a la juventud de los rebrotes, se la vinculó a los episodios de violencia en las movilizaciones de solidaridad con Pablo Hassel y, en el fin del Estado de Alarma, se les puso en la diana con esos macrobotellones en los que había gente de todas las edades", ha indicado Del Cisne.

   Por su parte, la presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet, ha indicado que este informe es "una fotografía de los reales escollos a los que la población joven se está enfrentando", desde las "consecuencias de la pasada crisis financiera" hasta el "impacto de la crisis sanitaria" provocada por la pandemia de la Covid-19.

   En este contexto, Batet ha subrayado que es preciso actuar sobre la vivienda y el empleo, "los buques insignia de la emancipación", con el objetivo de conseguir una "renovación" con "un mercado laboral que apueste por la senda de la transformación digital y ecológica, por empleos cualificados y que permita un equilibrio entre flexibilidad y seguridad para desarrollar un proyecto vital".

Para leer más