Actualizado 15/06/2015 09:51 CET

El abandono educativo de los inmigrantes, casi al mismo nivel que el resto

MADRID, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El abandono escolar temprano entre el alumnado inmigrante ha pasado del 40,2% en 2006 al 26,4% en 2013, casi 14 puntos en seis años, situándose casi al mismo nivel que el del resto (24,7%), según el informe 'Igualdad de oportunidades: inclusión y exclusión educativas en España' de los profesores de la Universidad de Barcelona Jorge Calero y Oriol Escardíbul, promovido por la Fundación Europea Sociedad y Educación y patrocinado por la Fundación Ramón Areces.

   Este trabajo demuestra que la variable relativa al origen del joven de entre 16 y 24 años que no continúa estudiando más allá de la etapa obligatoria no tiene un efecto significativo. Es más, la reducción de la tasa de abandono en los seis últimos años entre los jóvenes inmigrantes ha sido casi cuatro veces mayor que la del resto, que han pasado del 28,7 al 24,7%, es decir, una bajada de cuatro puntos.

   "Las diferencias entre los dos grupos de jóvenes se derivan de otros factores que concurren frecuentemente a la condición de inmigrante --recursos económicos y socioculturales más bajos, principalmente--, ya que el efecto aislado de la condición de inmigrante es nulo", señalan los autores, que también subrayan que con este resultado se descarta la existencia de una "discriminación específica" en el sistema educativo vinculada al origen del estudiante.

   Otro de los aspectos más llamativos de este estudio es que la reducción del abandono educativo en España de casi diez puntos durante estos seis años analizados no es homogénea, pues a brecha aumenta según el nivel de renta familiar del alumno. "Resulta destacable, e efecto de estar situado en el quintil de renta más bajo --cinco niveles--, en donde la posibilidades de caer en situación de abandono son significativamente más elevadas", advierten.

   Por lo que respecta al nivel de estudios de los padres, los expertos apuntan que este aspecto influye en el abandono del sistema. Así, a mayor nivel educativo de los progenitores, la probabilidad de que sus hijos dejen de estudiar es menor. De esta forma, advierten de que la pobabilidad de estar en situación de abandono es seis veces menor para el alumno de padres con educación superior que para el de padres con Primaria o inferior.

   "En el conjunto de las variables socioeconómicas sobre el abandono escolar prematuro, el efecto de la educación de los padres se sitúa por encima de la renta y la categoría laboral", apostillan.

Para leer más