Entidades de Iglesia denuncian la "criminalización" de ONG que ayudan a refugiados

Publicado 19/06/2019 15:08:12CET
CÁRITAS INTERNATIONALIS

   MADRID, 19 Jun. (EUROPA PRESS) -

   La Red Migrantes con Derechos, integrada por la Comisión Episcopal de Migraciones, Cáritas, CONFER y Justicia y Paz, ha lanzado un llamamiento a los responsables políticos para que actúen "contra toda criminalización del apoyo humanitario proporcionado a los migrantes y refugiados", con motivo del Día Mundial del Refugiado, que se celebra este jueves 20 de junio.

   "Mientras avanza este cierre de puertas y puertos, y se repite el bloqueo de barcos humanitarios, desde nuestras organizaciones somos testigos de la tendencia creciente a obstaculizar y estigmatizar la asistencia humanitaria que las redes de ayuda y los voluntarios brindan a los migrantes en peligro", señalan en un comunicado.

   Según recuerdan, en el mundo, hay más de 1.000 millones de personas que están en movimiento, de las cuales 70 millones han tenido que abandonar sus hogares debido a situaciones de violencia, guerras o desplazamiento.

   "Muchas de ellas se incorporan a caravanas migrantes que cruzan fronteras a través de rutas que recorren miles de kilómetros en condiciones inseguras y de extrema vulnerabilidad, y se convierten en objetivo de las redes de tráfico y trata de personas", alertan.

   Junto a estas situaciones de movilidad humana, señalan que en toda Europa hay "políticas migratorias cada vez más estrictas y de mayor represión contra la migración irregular" y se tiende "a una criminalización de los defensores de los derechos humanos y de aquellos ciudadanos particulares, comunidades y organizaciones que tienden su mano a estos refugiados y migrantes".

   Hay "sobrados" ejemplos de ello, según aseguran, como los casos de procesamiento de miembros de organizaciones no gubernamentales por haber impulsado operaciones de búsqueda y rescate en las aguas del Mediterráneo.

   "Este ambiente hostil, al que no son ajenos determinados discursos políticos, genera un efecto paralizante en la solidaridad y alimenta aún más los relatos tóxicos y negativos sobre la migración. Más allá del impacto negativo directo que esto tiene en las vidas de los migrantes y refugiados, la criminalización de la solidaridad también es peligrosa para la democracia, ya que erosiona la cohesión social y amenaza a nuestra humanidad", advierten.

   En este contexto, recuerdan el aliento del Papa Francisco que anima a tender puentes, a crear una cultura del encuentro y a abrir la puerta a aquellas personas que se encuentran en mayor vulnerabilidad.

   "La presencia de los migrantes y de los refugiados, como en general de las personas vulnerables, representan hoy en día una invitación a recuperar algunas dimensiones esenciales de nuestra existencia cristiana y de nuestra humanidad, que corren el riesgo de adormecerse con un estilo de vida lleno de comodidades", dice Francisco en su mensaje por la Jornada del Migrante y Refugiado.

   La Red Migrantes con Derechos --que integra a más de 400 instituciones, delegaciones y comunidades de todo el país, y moviliza a más de 90.000 personas, entre voluntarios y profesionales contratados-- ha acompañado en este último año a cerca de 3 millones de personas en situación de vulnerabilidad social.

   "Estoy intentando regalar lo que otras personas me han entregado", asegura la joven Dooa Sharif, voluntaria siria de una de las instituciones de la Red Migrantes con Derechos que llegó a España como refugiada y presta apoyo ahora en un programa de acogida.

Contador