España ya lleva 17.000 peticiones de asilo en 2018 y podría superar su récord, aunque rechaza la mayoría

Actualizado 20/06/2018 18:22:17 CET
Carlos Berzosa y Estrella Galán en la presentación de un informe
EUROPA PRESS

MADRID, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) sostiene que en el año 2018 España puede registrar un número récord de solicitudes de asilo, a pesar de que rechaza la mayoría de las peticiones que se formulan.

Así lo ha puesto de manifiesto la organización durante la presentación de la nueva edición de su Informe Anual: 'Las personas refugiadas en España y Europa'. Desde CEAR han destacado que a mediados de mayo de este año ya se habían registrado 17.000 peticiones de asilo en España, teniendo en cuenta que en todo 2017 ascendieron a 31.120.

Asimismo, ha recordado que el pasado ejercicio fueron rechazadas el 65% de las solicitudes realizadas, por lo que la tasa de reconocimiento se situó 10 puntos por debajo de la media europea, que está en alrededor del 45% de peticiones aceptadas.

43.000 SOLICITUDES PENDIENTES

En el documento CEAR también denuncia que hay acumuladas más de 43.000 solicitudes de asilo pendientes y que el tiempo medio para resolverlas supera el año. "Los datos de 2017 siguen describiendo una realidad inadmisible", ha subrayado la secretaria general del organismo, Estrella Galán, que ha insistido en las llegadas "son asumibles". "No podemos relajarnos y obviar este fenómeno", sostiene.

Galán, que ha reclamado un sistema Europeo Común de Asilo, ha destacado que España es el sexto país en número de solicitudes de asilo con 31.120 en 2017, pero está "lejos" de los países que están en los primeros puestos, como Alemania, con 222.560 o Italia, con 128.850.

"Solo el 4% de todas las solicitudes de asilo se concentran en España, así que no se puede decir que no se pueden asumir", ha manifestado, precisando que, según sus datos, España dio el año pasado 595 estatutos de refugiados, "la mayor cifra desde 1994", e incidiendo en que la protección internacional otorgada "cayó a la mitad" respecto a 2016, al pasar del 67% al 35% el porcentaje de personas que la recibieron.

Según estimaciones de CEAR, las solicitudes de asilo por Comunidades Autónomas en 2017 las lidera Madrid con 11.200; Andalucía, con 3.300; Cataluña con 3.900; y Melilla con 2.800.

Desde CEAR apuntan que en 2017 se superaron los 70 millones de personas obligadas a vivir fuera de sus hogares, mientras los países europeos tratan de mantenerles "lo más lejos posible", a pesar de que únicamente tratan de "salvar sus vidas" y teniendo en cuenta que esa mentalidad de mantenerles alejados es "contraria" al proyecto europeo común.

Además, el organismo denuncia que 6.163 personas fallecieron en su trayecto migratorio tratando de llegar a Europa a lo largo de 2017, al tiempo que la Unión Europea ha tendido hacia la "criminalización de las organizaciones de rescate en el Mediterráneo como cortina de humo para invisibilizar las consecuencias de las política de blindaje de fronteras de la UE".

"Si la Unión Europea quiere mejoras en los países de origen tiene que invertir en derechos humanos y en democracia", ha remarcado Galán. Según CEAR, en la actualidad 8 de cada 10 personas refugiadas viven en países empobrecidos como Turquía, Pakistán, Uganda o Líbano.

INCUMPLIMIENTOS EN LA ACOGIDA

CEAR ha hecho hincapié en que 2017 también es el año del "incumplimiento de los acuerdos de acogida" de refugiados, al haber recibido solo a un tercio de las personas comprometidas a través de los programas de reubicación y reasentamiento. De hecho, ha denunciado que España solamente ha acogido al 8,4% de las personas que acordó.

En su informe, el organismo ofrece una veintena de propuestas para impulsar y mejorar el sistema de asilo, entre las que figura un protocolo unificado de actuación en las llegadas de inmigrantes", la aprobación del Reglamento de Asilo que lleva "nueve años de retraso, así como la prohibición de las denominadas 'devoluciones en caliente', práctica por la que España fue condenada por el Tribunal de Estrasburgo.

SADAF Y SHABNAM, DOS REFUGIADAS AFGANAS

A la presentación del informe han asistido Sadaf y Shabnam, dos mujeres afganas de 24 y 25 años respectivamente que son refugiadas en España. Según han relatado, se iniciaron desde adolescentes en la práctica del boxeo, pero en su país es "imposible" ejercerlo a pesar de que cosecharon triunfos en competiciones asiáticas.

Ambas han explicado que en Afganistán las mujeres "no tienen derecho a estudiar, ni a salir" por lo que recibieron insultos y ataques por boxear. Tras la difusión de un documental que narra su historia llamado 'Boxing for freedom', estuvieron en el punto de mira de los talibanes, pero finalmente en 2016 consiguieron un visado para poder volar a España.

Tras un año y medio de trámite, han obtenido el estatus de refugiadas. "Ahora puedo vivir en España y ahora tengo trabajo y vivimos tranquilas", explicado una de las jóvenes.