Amigos de la Tierra defiende que las bolsas de plástico son "perfectamente sustituibles" por otras fórmulas

Actualizado 02/09/2009 20:47:32 CET

MADRID, 2 Sep. (EUROPA PRESS) -

La organización ecologista Amigos de la Tierra señaló hoy que las bolsas de un solo uso son "perfectamente sustituibles" por otras formas de llevar la compra a casa con impacto mucho menor sobre el medio ambiente, por lo que es "la hora" de que las administraciones competentes en la materia, encabezadas por el Gobierno español den el primer paso para prohibir la distribución gratuita de bolsas de un solo uso, "sean del material que sean".

Así, la ONG sostiene que ésta es "la única manera de reducir drásticamente" un producto que no aporta "ningún" valor añadido a la sociedad salvo "despilfarro de recursos y contaminación" y que sigue representando uno de los símbolos de la "incultura del usar y tirar". La organización recuerda que aunque las campañas de sensibilización --como 'Zonas Libres de Bolsas' de Amigos de la Tierra-- no son suficientes por sí mismas, son "un elemento esencial para alcanzar un cambio real y efectivo de hábitos en el conjunto de la sociedad".

Para la responsable del área de residuos de Amigos de la Tierra, Alodia Pérez, el debate sobre las bolsas que "se traslada ahora a consumidores y consumidoras a través de los medios de comunicación debe servir a las administraciones públicas para que tomen partido en la eliminación de las bolsas de plástico de un solo uso, en vez de confiar en las iniciativas de los actores económicos que responden fundamentalmente a consideraciones publicitarias o de imagen".

La campaña de la asociación ecologista comenzó hace meses para que ciudadanos y ciudadanas, asociaciones, comercios y centros educativos tomen parte de su responsabilidad ambiental en la generación de residuos y el consumo desmesurado de recursos naturales, agua y energía.

Según recuerda en un comunicado, en tres meses ya se han adherido a los compromisos de la campaña 15 herbolarios, tres asociaciones y muchas personas a título individual, renunciando a la bolsa de un solo uso y utilizando las alternativas reutilizables como bolsas de tela, mochilas, carritos, cestos o cajas. De esta manera, se comprometen con la minimización de los impactos ecológicos que dichas bolsas provocan en todo su ciclo de vida: explotación de materias primas, fabricación, distribución, gestión de sus residuos y contaminación por dispersión.