Actualizado 12/06/2007 17:06 CET

Amnistía Internacional denuncia que España no sigue las recomendaciones de la UE sobre expulsión de inmigrantes

MADRID, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

El director de Amnistía Internacional en España Esteban Beltrán, denunció hoy, en declaraciones a Europa Press, que las autoridades de este país no siguen en "absoluto" las recomendaciones del Consejo de Europa sobre el procedimiento de expulsiones a inmigrantes irregulares, en materia de derechos humanos.

Esta organización solicitó una investigación "imparcial e independiente", en relación al caso del senegalés fallecido el pasado sábado en un vuelo de repatriación, "y que se hagan públicos los resultados".

Beltrán tiene previsto entrevistarse la próxima semana con responsables del ministerio del Interior y solicitará información sobre las investigaciones internas que se están realizando en relación a este caso. Hasta entonces, AI no se pronunciará.

No obstante, el director de la oficina en España apunta que ha expresado a los distintos gobiernos, en varias ocasiones, su preocupación sobre los métodos de inmovilización utilizados por los cuerpos policiales en las inmovilizaciones y ha instado a revisar estas técnicas de seguridad.

AI documentó en 2002 "varios casos" en las fuerzas y cuerpos de seguridad en los que se realizó un uso excesivo de la fuerza durante las expulsiones. Asimismo, el año pasado dirigió una carta a Interior para manifestar su preocupación por "las denuncias aparecidas sobre el trato recibido por 99 senegaleses durante su expulsión".

Según Beltrán, el Gobierno remitió a esta organización un procedimiento para el traslado por vía aérea de repatriados, que "no contienen prácticamente ninguna de las recomendaciones de organizaciones internacionales sobre el trato que se debe dispensar a personas en un procedimiento de expulsión".

"Es un procedimiento muy esquemático donde no se abordan los derechos de las personas expulsadas, sino de la seguridad, como la retirada de los cubiertos de las bandejas o la instalación de un doble cinturón de seguridad", apuntó.

PROHIBIR MÉTODOS QUE IMPIDAN RESPIRAR.

AI advierte de que se deben prohibir aquellos los métodos de inmovilización que impidan respirar y entrañan riesgo considerable y sin embargo, "se está utilizando la cinta adhesiva". Por ello, pide al Gobierno que elabore un protocolo sobre el uso de la fuerza y los medios de inmovilización utilizados por la policía en este tipo de casos.

AI está preocupada no solo por lo que ocurre en España sino también en otros países europeos como Bélgica, donde ha registrado malos tratos por una ciudadana de la República de Guinea durante su expulsión, o Francia donde el año pasado se juzgó a tres agentes de policía acusados de homicidio de un ciudadano etíope cuando iba a ser expulsados. "Es un tema mayor en materia de derechos humanos", concluyó.