Actualizado 24/11/2008 18:35:50 +00:00 CET

El CGPJ "no tiene constancia" de que se haya producido alguna sentencia condenatoria por falsa denuncia de malos tratos

"En la inmensa mayoría de los casos, las mujeres no sólo tenían razón sino que podían probarlo", señalan en Themis

MADRID, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) "no tiene constancia" de que se haya producido en España alguna sentencia condenatoria contra una mujer por falsa denuncia de malos tratos, según aseguró hoy la presidenta del Observatorio contra la Violencia de Género, Inmaculada Montalbán, quien incidió en la necesidad de acabar con este "mito".

En un encuentro con periodistas, la responsable de este organismo vinculado al CGPJ explicó que en España "no se puede hablar de denuncias falsas con rigor y seriedad porque para ello habría que tener sentencias condenatorias a mujeres por falso testimonio", algo que por el momento, no se ha documentado.

"El sistema que tenemos está perfectamente preparado para detectar y actuar ante una denuncia falsa", explicó Montalbán, quien manifestó su disconformidad con que se hable de falsedad en las acusaciones cuando se trata de violencia de género y no se aborde este asunto en otros ámbitos de la justicia, donde, aseguró, también "hay ganas de utilizar el fraude".

En este sentido se expresó también la Fiscal de Sala delegada contra la violencia sobre la mujer, Soledad Cazorla, quien ofreció hoy una ponencia sobre el impacto de estos delitos entre la población inmigrante. Según afirmó, el de las denuncias falsas es "un argumento recurrente" cuando se habla de violencia de género, aunque a su juicio se trata de algo "inexistente".

Por su parte, el Delegado del Gobierno para la Violencia de Género, Miguel Lorente Acosta, argumentó se trata de "un mito muy presente en la sociedad porque se vincula el 30 por ciento de las sentencias no condenatorias con el hecho de que sean denuncias falsas, vinculando la falta de pruebas con la inexistencia de unos hechos concretos".

Para Lorente, la clave está en "saber desarrollar la fórmula adecuada" para que las denuncias "no se vuelvan en contra de las víctimas, por esa tendencia a justificar que las instrumentalizan para obtener algo en positivo", una necesidad que se agudiza en el caso de las extranjeras, ahora que el Gobierno plantea una modificación de la Ley de Extranjería que evite la expulsión de las denunciantes que se encuentren en situación irregular.

CUATRO SENTENCIAS EN TRES AÑOS

Sobre este asunto también se pronunció hoy la presidenta de la Asociación de Mujeres Juristas Themis, Altamira Gonzalo, quien citó datos de la Fiscalía para asegurar que en tres años de aplicación de la Ley Integral contra la violencia de género se han dictado cuatro sentencias condenatorias contra mujeres por falsa denuncia de malos tratos, frente a las 80.000 condenas dictadas contra maltratadores.

Según explicó en declaraciones a Europa Press, de los cuatro casos tres fueron de conformidad y uno por contradicciones. "Este sólo es uno de los muchos argumentos que desmontan esa historia de las denuncias falsas", explicó la responsable de Themis, para incidir en que el 72 por ciento de las sentencias han sido condenatorias, "lo que quiere decir que en la inmensa mayoría de los casos las mujeres no sólo tenían razón, sino que podían probarlo".