Actualizado 03/05/2007 19:26 CET

La Eurocámara pide convertir Almadén en centro de almacenamiento de mercurio con ayudas comunitarias

BRUSELAS, 3 May. (EUROPA PRESS) -

La comisión de Medio Ambiente de la Eurocámara pidió hoy convertir Almadén en centro de almacenamiento seguro de mercurio con la posibilidad de recibir ayudas comunitarias específicas para ello. Asimismo, reclamó adelantar un año la prohibición total de exportar mercurio desde la Unión Europea, de modo que su entrada en vigor sea el 1 de julio de 2010 en lugar del 1 de julio de 2011 como proponía la Comisión.

La mención a Almadén fue introducida en un reglamento sobre la prohibición de la exportación de mercurio y su almacenamiento seguro gracias a las enmiendas presentadas por los eurodiputados españoles Miguel Ángel Martínez y Maruja Sornosa (PSOE) y Pilar Ayuso (PP). La comarca de Almadén es la única zona productora de mercurio de la UE a través de la empresa Mayasa (Minas de Almadén y Arrayanes S.A.)

En el texto aprobado por la comisión de Medio Ambiente, que todavía tiene que ser ratificado por el pleno del Parlamento en junio, se recoge que "de forma previa a cualquier otra alternativa, conviene examinar la posibilidad de designar Almadén para el almacenamiento seguro de las reservas existentes de mercurio metálico o del mercurio metálico secundario resultante de la industria europea --nunca de productos con mercurio que hayan pasado a ser residuos--, aprovechando así las infraestructuras, la mano de obra y los conocimientos técnicos existentes in situ".

Otra enmienda aprobada reclama adoptar "medidas de compensación" con el objetivo de "permitir que la comarca afectada por el cierre de las minas de mercurio encuentre soluciones alternativas viables desde los puntos de vista económico y social".

Ayuso subrayó que la aprobación de este reglamento es un nuevo paso para que las instituciones europeas reconozcan que "la comarca de Almadén dispone de los medios necesarios, los recursos humanos mejor formados y las infraestructuras punteras para acoger el almacén" y añadió que ésta sería "la mejor fórmula de dar soluciones alternativas viables para la creación de empleo y el impulso de la actividad económica en la zona".

Pese a formar un frente común en la defensa de Almadén, los socialistas y los populares españoles discreparon respecto a la fecha en la que debe prohibirse totalmente la exportación de mercurio desde la UE.

Desde el PSOE se destacó que una parte del grupo popular votó en contra de la resolución --que se aprobó por 30 votos a favor, 12 en contra y 1 abstención según informaron fuentes parlamentarias-- justificando su actitud por el hecho de que se adelante en un año la prohibición de la exportación. "De haber prosperado la postura del PP, no se hubiese aprobado texto alguno. Afortunadamente, hoy contamos con un informe que recoge recomendaciones que defienden los intereses de Almadén y su comarca", destacó Martínez.

Sin embargo, Ayuso indicó que el adelanto es contrario al acuerdo voluntario firmado con la industria del cloro, principal consumidora de mercurio, y a la propuesta de la Comisión. "Sólo por este aspecto creo que no estamos ante una propuesta completamente satisfactoria para los intereses de Almadén", dijo, al tiempo que anunciaba que volverá a intentar un consenso sobre la fecha de cara al voto del reglamento en pleno.

"Es tan importante para Almadén dejar claro en el reglamento que será el almacén prioritario y que recibirá ayudas específicas y no sólo las que salgas de los fondos estructurales que recibirá Castilla-La Mancha, como también que se respete la fecha de 2011 para la prohibición porque de ello dependen el futuro de la comarca", manifestó la eurodiputada popular.

Desde 2005, la UE ha emprendido una estrategia para suprimir progresivamente el uso del mercurio, una sustancia tóxica que afectan a la salud humana, animal y a los ecosistemas y que, en dosis elevadas puede incluso provocar la muerte, pero que también en dosis relativamente bajas puede dañar el sistema nervioso y tener efectos nocivos sobre el sistema cardiovascular, inmunitario y aparato reproductor.

Lejos de desaparecer, este metal se mantiene en el medio ambiente y puede transformarse en metilmercurio, una variante aún más tóxica porque es capaz de atravesar la barrera de la placenta y la hematoencefálica, con el consiguiente riesgo para las mujeres en edad fértil y los niños.