Actualizado 19/04/2007 11:13 CET

La Fundación Gates financia proyectos para recuperar el 95% de la biodiversidad agrícola en peligro del mundo

MADRID, 19 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Fundación Bill y Melinda Gates destinará 37,5 millones de dólares al Fondo Mundial para la Diversidad de los Cultivos y su socio, la Fundación de las Naciones Unidas, para recuperar el 95% de la biodiversidad agrícola en peligro del mundo. Se trata de una iniciativa conjunta para salvaguardar los 21 cultivos alimentarios más críticos del mundo a través de la protección de sus semillas.

Entre los cultivos cubiertos se encuentran muchos 'cultivos huérfanos' particularmente importantes para los pobres, pero descuidados en gran extremo por el fitomejoramiento moderno, a pesar de la necesidad de variedades nutritivas de alto rendimiento, informó esta semana la Fundación.

"Esta iniciativa rescatará las colecciones más importantes de países en vías de desarrollo de los 21 cultivos alimentarios más importantes del mundo," dijo el secretario ejecutivo del Fondo, Cary Fowler. "Asegurará colecciones en riesgo en países pobres y documentará su asombrosa diversidad, haciéndolas disponibles para satisfacer las necesidades de los pobres", añadió. La iniciativa también ayudará a reforzar la implementación del nuevo Tratado Internacional sobre los Recursos Fitogenéticos de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

Este esfuerzo sin precedentes asegurará más del 95 por ciento de la diversidad agrícola en peligro almacenada en bancos genéticos de países en vías de desarrollo, muchos de los cuales se encuentran sub-financiados y en mal estado. Adicionalmente, financiará un sistema global de información que permitirá a los fitomejoradores en todas partes buscar en bancos genéticos a nivel mundial rasgos necesarios para combatir nuevas enfermedades y enfrentar el cambio climático, según la fundación.

"Nuestro esfuerzo para ayudar a cientos de millones de pequeños agricultores y sus familias a superar la pobreza y el hambre descansa en parte en la seguridad alimentaria," indicó la presidenta del Programa de Desarrollo Mundial de la Fundación Gates, Sylvia Mathews Burwell. "Pero no puede haber seguridad alimentaria sin primero asegurar la base de nuestro sistema de producción alimentaria - la diversidad genética de cada cultivo, particularmente aquellos de mayor importancia para los pobres que desafortunadamente son descuidados por el fitomejoramiento moderno. Invitamos a otros a que se nos unan para asegurar este recurso de valor incalculable", añadió.

CULTIVOS ADAPTADOS AL CLIMA.

"Al proporcionar acceso a la información genética de los cultivos, los fitomejoradores en toda África podrían lograr adaptar sus cultivos a variedades que crecerán en diferentes condiciones climáticas. Invertir en este futuro podría ayudar a evitar potenciales daños catastróficos a algunos sistemas agrícolas causados por el cambio climático. Esta asociación no sólo combatirá el hambre y protegerá la diversidad de los cultivos, sino que también ayudará a las naciones a prepararse para los impactos del cambio climático," manifestó el secretario ejecutivo de la Fundación de las Naciones Unidas, Timothy E. Wirth.

La diversidad genética encontrada dentro de cada cultivo es la materia prima que permitirá a los fitomejoradores y a los agricultores desarrollar variedades de mayor rendimiento, más nutritivas y resistentes al estrés. Asimismo, es la piedra angular para una exitosa adaptación al cambio climático, proporcionando la materia prima para nuevas variedades de cultivos 'resistentes al clima'. Sin embargo, gran parte de esta diversidad, guardada en bancos genéticos de países en vías de desarrollo, se encuentra amenazada por décadas de sub-financiamiento y descuido, así como por guerras y desastres naturales.

"Es virtualmente imposible exagerar la importancia de la diversidad de los cultivos. Es una parte vital de la solución a muchos de los grandes retos del mundo, desde la conservación ambiental hasta el cambio climático y la seguridad alimentaria", expresó el ministro de Desarrollo Internacional de Noruega, Eric Solheim. "En pocas palabras, la diversidad de los cultivos nos permite cultivar alimentos, y esta asociación con la Fundación Gates provee una oportunidad para solucionar una gran cantidad de retos en la seguridad alimentaria muy en el futuro", concluyó.