Actualizado 16/07/2008 14:46 CET

Garmendia asegura que el Gobierno mantendrá el "compromiso" de no recortar el presupuesto en investigación y educación

Sostiene que la modernización de la universidad "no va a ser a costa de los estudiantes"

MADRID, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, afirmó hoy que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, mantendrá el compromiso de "no recortar" de los presupuestos generales del Estado la partida destinada a investigación, desarrollo y educación.

En declaraciones a Telecinco, recogidas por Europa Press, la ministra afirmó, que "esta partida no debe reducirse", y reconoció que, para mantenerla, tanto el vicepresidente del Gobierno y ministro de Economía, Pedro Solbes, como el resto de ministros, tienen un "gran reto" por delante. "Hay que continuar con el compromiso adquirido", reiteró.

Sobre la situación de España en materia de ciencia e innovación, respecto Europa, Garmendia reconoció que "evidentemente, en esta foto sale perdiendo". Sin embargo, destacó que España, a diferencia de los vecinos europeos, es un país "muy atractivo" para millones de personas que quieren desarrollar su vida profesional. "Ahora tiene que ser también atractivo el sector de la investigación y el desarrollo y en tres o cuatro años será capaz de generar buenas noticias en estos términos", añadió.

Para ello, explicó que es "necesario" desarrollar una carrera científica "atractiva", que, a su juicio, "no tiene que ser a cargo de la Administración General del Estado, sino a través del desarrollo del tejido económico y académico", para que los profesionales "puedan desarrollar su carrera como en el resto de los sectores". Asimismo, reiteró que el Gobierno tiene un plan para "atraer talento" de científicos e investigadores, independientemente de su nacionalidad.

MODERNIZAR LAS UNIVERSIDADES

Respecto al sistema universitario, Garmendia aseguró uno de los "grandes retos" para esta Legislatura pasa por la modernización del mismo. Calificó de "compleja y atomizada" la enseñanza superior española, pero afirmó que ésta "genera entre el 50 y el 60 por ciento del conocimiento, a pesar de que este valor no se le reconozca públicamente". "Para ello, hace falta el compromiso de las universidades", puntualizó.

Sin embargo, recordó que modernizar la universidad "no va a ser a costa de los estudiantes". En este sentido, apuntó que "España es y seguirá siendo uno de los países más baratos donde estudiar" y que "esto es una magnífica noticia y motivo de atracción". Asimismo, aseguró que por parte del Gobierno, desde la Administración, las competencias con las universidades están orientadas a la regulación y acreditación de las titulaciones, a las becas, y al fomento de la investigación.

Respecto a las becas, la ministra manifestó su "interés" en poner marcha un "cuantioso" número de ayudas "portables y movibles" para que el estudiante elija la universidad que más le conviene y no la que tenga más cerca de su casa. "Si le damos esta herramienta al estudiante y a las familias, si le damos a elegir, seguramente habrá una reordenación de los centros universitarios", explicó.