Actualizado 21/05/2007 19:33:33 +00:00 CET

El Gobierno balear libera 25 ejemplares de cangrejo mediterráneo y 130.000 larvas en la isla de Cabrera

PALMA DE MALLORCA, 21 May. (EUROPA PRESS) -

La consellera de Agricultura y Pesca, Margalida Moner, y el director de Pesca, Miquel Àngel Calviño, liberaron hoy en aguas de la isla de Cabrera un total de 25 ejemplares de cangrejo de la especie 'Maja squinado', habitual en aguas de Baleares pero en peligro de extinción.

Según un comunicado emitido hoy por el Govern, los 25 cangrejos, cinco hembras y 20 machos, fueron recuperados el pasado mes de abril en Córcega y se han conservado en el Laboratorio de Investigaciones Marinas y Acuicultura (Limia) de la Conselleria de Agricultura y Pesca, ubicado en el Puerto de Andratx.

A lo largo de este periodo de conservación, dos de las hembras eclosionaron aproximadamente 260.000 larvas.

Los 25 ejemplares soltados hoy en Cabrera están marcados, 15 de ellos --las 5 hembras y 10 machos-- con un transmisor de radiofrecuencia por conocer sus movimientos y comportamiento.

Asimismo, el cangrejo presenta dos especies que habitan en las costas españolas, la especie 'Maja squinado', de distribución Mediterránea y 'Maja brachydactyla', de distribución atlántica.

De esta manera, en buena parte del Mediterráneo, la especie 'Maja squinado' se encuentra en peligro de extinción. En el caso de Baleares, la rarificación de la especie es alarmante, sólo se tienen datos de capturas aisladas de algunos ejemplares desde finales de los años 80, cuando en décadas anteriores las capturas eran abundantes en lugares determinados como Cabrera, la costa norte de Menorca y el levante de Mallorca, entre otros.

Para conseguir la cría de las dos especies de cangrejos que existen en España, la Junta Asesora de Cultivos Marinos (Jacumar), dependiente de la Secretaría General de Pesca Marítima (Segepesca) del MAPYA, decidió aprobar el Plan Nacional de Cultivo de Centollo, con una duración de tres años y en el que participan Baleares, Andalucía, Canarias, Cataluña y Murcia.

El objetivo de la Conselleria de Agricultura y Pesca dentro de este Plan Nacional es conseguir cangrejos mediterráneos reproductores y usarlos para criar en el Laboratorio de Investigaciones Marinas (LIMIA) de la Dirección general de Pesca y repoblar así con ellas las reservas marinas de Baleares.

De esta manera, se buscaron cangrejos por varios lugares del mediterráneo pero no se encontrado en ninguna parte, con excepción de una pequeña población en Formentera, que se llevaron al Laboratorio de Investigaciones Marinas y Acuicultura, donde se obtuvo la primera puesta en cautiverio de la especie.

En el LIMIA, donde se han conservado los ejemplares de cangrejo, se ha esperado la puesta de las hembras, que fueren fecundadas en aquel momento, para soltar tanto los reproductores como las larvas, y así conseguir una actuación más eficaz de repoblación. Se calcula que las aguas de Cabrera contarán en breve con una población de cerca de 700.000 larvas.