Actualizado 15/12/2017 14:14 CET

Ana Benavides, directora general de Fundación Lealtad: "Que nadie deje de donar por falta de confianza"

Ana Benavides, nueva directora general de la Fundación Lealtad
FUNDACIÓN LEALTAD

   La nueva directora general de Fundación Lealtad, Ana Benavides, nos relata en esta entrevista a Europa Press los retos que va a afrontar al frente de la institución y sus objetivos para 2018.

   .- Acaba de ser nombrada Directora General de la Fundación Lealtad. ¿Qué significa ocupar este puesto?

   Este nombramiento significa para mí un gran reto. Lo afronto con mucha ilusión y con la responsabilidad que supone dirigir una institución pionera en España que se ha convertido en referente en el sector. Tenemos un Patronato de primer nivel que lleva más de 15 años apoyando a las ONG y un magnífico equipo de profesionales.

   El Sello ONG Acreditada está consolidado y tiene una excelente reputación; este distintivo aporta a las organizaciones un valor diferencial como entidades comprometidas con la transparencia y el buen gobierno. De cara al donante, es una herramienta que ayuda a decidir con qué organización colaborar.

   Me gustaría que nuestra labor contribuyera a que nadie, ni empresa ni donante particular, dejara de donar por falta de confianza. En el Tercer Sector los recursos son muy limitados y las necesidades infinitas por lo que hay que aspirar a la máxima eficiencia y esto se logra con profesionalización, transparencia y buen gobierno.

   .- Cuenta con una amplia trayectoria en el sector financiero. ¿Cómo se pueden aplicar estos conocimientos al Tercer Sector?

   Los 9 Principios de Transparencia y Buenas Prácticas, en los que se basa el Sello ONG Acreditada, son estándares similares a los que se aplican en cualquier institución, empresa, ONG o incluso administraciones públicas. Nuestra labor da un paso más, ya que evaluamos aspectos que van desde el análisis contable y financiero hasta el funcionamiento y organización de sus órganos de gobierno o la comunicación de la entidad. En este sentido, mi trayectoria en el sector financiero puede complementar y contribuir al análisis de las ONG. El rigor es absolutamente necesario en ambos.

   El cambio de sector aporta una visión distinta que lleva a desarrollar nuevas ideas y otro enfoque a un proyecto indispensable en la sociedad. Desde hace tiempo quería trabajar en el Tercer Sector y esta experiencia me permite contribuir al fortalecimiento de la cultura de la transparencia y el buen gobierno de las ONG.

   .- ¿Cree que el futuro de las ONG pasa por las alianzas con el sector financiero?

   Creo que las alianzas son buenas en todos los ámbitos, empezando por la colaboración entre las propias ONG. La Fundación Lealtad es el único socio español de ICFO (International Committee on Fundraising Organizations), plataforma internacional que desde 1958 agrupa a los evaluadores de ONG de todo el mundo y que, al igual que nuestra institución, trabajan para mejorar la confianza de los donantes internacionales en las organizaciones. Además desde el inicio de nuestra actividad muchos países latinoamericanos nos piden información sobre nuestra metodología de análisis. Ahora estamos aportando nuestra experiencia y conocimiento a las iniciativas surgidas en México y Chile, de la mano de Confío y Fundación Lealtad Chile.

   En cuanto a las alianzas con el sector financiero, como en cualquier otro ámbito, permiten desarrollar proyectos rentables y sociales a la vez. Se realizan programas de microcréditos, se están creando fondos socialmente responsables, hay numerosas convocatorias de empresas para ONG pero aún queda mucho trabajo por delante. Este proceso sería más rápido si hubiera una mayor confianza por ambas partes.

   .- ¿Qué balance hace la Fundación Lealtad de este 2017?

   El balance es muy positivo. Por un lado, durante este año la Fundación Lealtad ha ampliado su campo de actividad y ha abierto su acreditación a ONG de investigación científica asociada a la salud. Este nuevo proyecto permitirá atender mejor la demanda de organizaciones y donantes, y contribuirá al cumplimiento de nuestra misión.

   Por otro lado, un total de 179 organizaciones de acción social, cooperación al desarrollo, medio ambiente e investigación científica asociada a la salud cuentan en la actualidad con el Sello ONG Acreditada. Además, durante 2017 hemos prestado apoyo a otras 250 ONG para implementar mejoras en su gestión y potenciar su transparencia y buen gobierno. Desde su constitución en 2001, la Fundación Lealtad ha acompañado a más de 2.500 entidades.

   Cada vez más empresas utilizan el Sello ONG Acreditada como criterio de valoración positiva para seleccionar organizaciones con las que colaborar y así se refleja, por ejemplo, en las convocatorias que han publicado recientemente varias entidades privadas como la Fundación Mutua, Ferrovial y la Fundación Cepsa, entre otras.

   Durante este año hemos seguido reforzando nuestros canales de comunicación para que tanto empresas como particulares conozcan mejor cómo se gestionan las ONG y colaboren con un plus de confianza. Toda la información de las organizaciones acreditadas está disponible en la página web de la Fundación Lealtad ('www.fundacionlealtad.org') de manera gratuita. También hemos continuado difundiendo la campaña de publicidad bajo el lema "Para que tú lo tengas tan claro como nosotros"; la colaboración de ONG y empresas está siendo determinante para llegar a más públicos.

   - ¿Qué retos vaticina para 2018?

   El primer objetivo es lograr que un mayor número de ONG inicie el proceso de análisis y acreditación para incrementar la confianza del donante. Hay que vencer la desconfianza que la sociedad pueda tener sobre la eficacia de la donación y demostrar que el Tercer Sector es exigente, profesional y eficiente.

   También vamos a seguir impulsando las colaboraciones de empresas y particulares con las ONG. En primer lugar, a través de los diferentes servicios gratuitos que presta la Fundación y la puesta en marcha de iniciativas en torno a temáticas concretas y, en segundo lugar, impulsando acuerdos con empresas.

   El otro gran reto es llegar al donante particular y promover las donaciones eficaces para que se informe antes, durante y después de colaborar. Es importante colaborar con corazón y con cabeza, exigir resultados y vincularse a la entidad. Hoy en día la donación no se puede limitar a la generosidad, hay que dar un paso más. Cuanto más exigente sea la sociedad, mejor funcionará el Tercer Sector y mayor será la financiación para crear un mundo mejor y más justo.

Para leer más