Publicado 05/03/2020 16:41CET

Bruselas recupera las cuotas para exigir a las grandes empresas un 40% de mujeres en puestos directivos

Legislará contra la brecha salarial entre hombres y mujeres antes de final de año y adoptará acciones contra la violencia de género

BRUSELAS, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Comisión europea se ha puesto como objetivo acabar con la desigualdad de género en materia laboral y social y para ello, ha anunciado que recupera una propuesta de cuotas para que el 40% de los puestos directivos en las cúpulas empresariales sean ocupados por mujeres.

En la primera estrategia de Igualdad de Género presentada este jueves por Bruselas, la vicepresidenta de Valores y Transparencia, Vera Jourova, y la comisaria de Igualdad, Helena Dalli, han marcado como preocupaciones y principales objetivos la presencia de mujeres en posiciones de poder, acabar con la brecha salarial y combatir la violencia contra las mujeres.

Para lograr mayor presencia de mujeres en puesto de liderazgo, Bruselas recupera la propuesta de la etapa de José Manuel Duro Barroso al frente de la Comisión y que planteaba una cuota del 40% de presencia femenina en los puestos no ejecutivos de los consejos de administración de las empresas cotizadas.

En 2012, la vicepresidenta Viviane Reding intentó sin éxito abordar esta medida. Ahora el Ejecutivo se compromete a "dar ejemplo" y eleva al 50% la presencia de la mujer en todos los niveles de su administración en 2024.

Jourova ha reconocido las reticencias de algunos países miembros con las cuotas, señalando que "no ha cambiado nada" desde la iniciativa fallida de Reding. En este sentido ha apuntado a que queda trabajo por delante para la comisaria de Igualdad, que es quien tendrá que convencer a las capitales que tienen reservas con el plan.

Es más, Dalli ha aprovechado para defender el sistema de cuotas, asegurando que son un mal menor para abordar la problemática de la desigualdad de género. Según la comisaria maltesa, la palabra cuota puede resultar "fea" pero es un "mal necesario". "Tenemos que usarlas porque de otra forma llevará otros 100 años que cambien las cosas por si mismas", ha alegado, apuntando que esta es la línea argumental que usará para que los Estados miembro apoyen el programa de Bruselas en materia de Igualdad para 2020-2025

De todas formas, la comisaria Dalli ha puesto de relieve que la estrategia presentada sale adelante con el apoyo de todos los miembros del colegio de comisarios. "Todos los comisarios son feministas. Es importante que todos están en la misma dirección y esto no es una lucha de mujeres contra hombres", ha llegado a decir.

El Ejecutivo comunitario asegura que Europa lidera la lucha por la igualdad pero, con todo, insiste en que queda trabajo por hacer para acabar con los desigualdad y los estereotipos de género, así como poner fin a la violencia contra las mujeres.

BRECHA SALARIAL Y VIOLENCIA DE GÉNERO

Para la meta de acabar con la brecha salarial, que se sitúa en la UE en el 16%, Jourova ha propuesto "medidas vinculantes" este mismo año sobre transparencia salarial, tras lanzar una consulta pública con asociaciones sobre este tema, y pondrá en marcha una directiva sobre conciliación laboral y familiar que permita "rebajar la desigualdad y la discriminación en el mercado laboral".

Además, realizará una labor de seguimiento semestral para evaluar los progresos de los Estados miembro en esta materia, en especial sobre la situación en sus mercados laborales y en materia de inclusión social y educativa.

Con el propósito de que las mujeres en Europa estén libres de violencia y de estereotipos dañinos, la Comisión pide medidas legales para perseguir la violencia contra la mujer de forma uniforme. En particular, Bruselas busca armonizar en Europa los delitos de acoso sexual, abuso contra la mujer y mutilación genital.

Por ello, se marca como objetivo la ratificación de la Convención de Estambul, pese al rechazo de algunos socios comunitarios que no están en esta línea. Ante ese posible escenario, Jourova y Dalli han señalado que barajan una ley europea que otorgue una seguridad similar a la establecida por la Convención.

Para leer más