Publicado 23/08/2018 11:14CET

Decálogo para mejorar la calidad de vida de las personas ciegas o de baja visión

MADRID, 23 Ago. (EUROPA PRESS) -

OrCam, compañía especializada en dispositivos tecnológicos basados en inteligencia artificial para personas ciegas o con baja visión, ha presentado un decálogo para impulsar el bienestar de personas con discapacidad visual, según ha informado la compañía.

Así, OrCam explica que según la Organización Mundial de la Salud (OMS) 253 millones de personas, más del 3% de la población mundial, son ciegas o tienen problemas de la vista.

Se estima que en España 979.200 personas padecen algún tipo de discapacidad visual, de las cuales 58.300 son ciegas totales y 920.900 tienen baja visión. Y los organismos de salud prevén que el número de personas con discapacidad visual o ceguera se duplique para el año 2050.

En este sentido, el cofundador, consejero delegado y director tecnológico de OrCam, el profesor Amnon Shashua, ha aportado algunas ideas para potenciar la calidad de vida de este colectivo como la actividad física, que en España a través de entidades como la Federación Española de Deportes para Ciegos cuenta con más de 3.500 deportistas federados; la sociabilización, más allá de su círculo cercano a través de la participación en actividades culturales o de ocio; o la asociación, a través de entidades como ONCE que "ofrece mucho apoyo, formación, ayuda, conocimientos y capacidad para presionar a los poderes públicos para mejorar las condiciones de accesibilidad", asegura Shashua.

Asimismo, el aprendizaje del Braille tanto en escritura como en lectura, que será útil para adquirir habilidades que fomenten la autonomía o las nuevas tecnologías, con objetos como el desarrollado por la propia compañía, el OrCam MyEye, una pequeña cámara de visión artificial colocada en la montura de una gafas, que lee todo tipo de textos, reconoce caras, identifica productos y billetes y transmite la información por audio en tiempo real a sus usuario con discapacidad visual.

Por otro lado, el trabajo es una fuente fundamental de realización a la que se puede acceder a través de entidades que colaboran con empresas en España para fomentar la incorporación al mundo laboral; los estudios, de mayor accesibilidad en España gracias a las políticas educativas que han incorporado medidas que fomentan la accesibilidad y la integración de las personas con discapacidad; viajar o adaptarse, algo que "está en la mano" de las propias personas con ceguera o baja visión, asegura Shashua, aunque aclara que también se trata de una responsabilidad para los políticos, que "tienen que adaptar las ciudades e infraestructuras para mejorar la inclusión de todos".

"Son muchas las cosas que las personas ciegas o con baja visión pueden hacer para mejorar su calidad de vida, y en eso, la sociedad en su conjunto también tiene mucho que aportar para avanzar en la integración, pero la llegada de nuevas tecnologías y dispositivos que incorporan la inteligencia artificial como sucede con OrCam MyEye suponen un gran salto cualitativo para la autonomía de este colectivo", concluye Amnon Shashua.