Actualizado 21/05/2007 14:06 CET

Tribuna de Expertos: Begoña Beneytez, directora de Servicios de RSC de URS España y Jesús Mas, Consultor de RSC

"Pacto Mundial y GRI: un esfuerzo común por la sostenibilidad"

MADRID, 21 May. (EUROPA PRESS) -

En los últimos años, tanto las empresas como sus grupos de interés --accionistas, clientes, medios de comunicación, etc-- han experimentado una creciente preocupación y concienciación por la protección del Medio Ambiente y el desempeño social de las propias compañías.

Cuestiones como el gobierno corporativo, el respeto por los Derechos Humanos, la gestión del capital humano, la relación con proveedores, la prevención de riesgos laborales, la conservación de los recursos naturales, la lucha contra el cambio climático, la protección contra la corrupción o el soborno son algunos de los puntos clave a medio y largo plazo para las empresas y sus negocios.

Por este motivo, surge la necesidad no sólo de incorporar estos aspectos a la estrategia global de las compañías, sino también de comunicar estas actuaciones y demostrar su transparencia y su esfuerzo por lograr una mejora continua en esta materia.

Esta comunicación se plasma, entre otras herramientas, a través de diversos tipos de Informes elaborados por las compañías, que dan cuenta de su desempeño en gestión ambiental y social. Dos de ellos son las Memorias de Sostenibilidad y los Informes de Progreso relacionados con el Pacto Mundial. Estos Informes constituyen el comienzo de una mejora de sus relaciones con los grupos de interés y de su comunicación interna, la identificación de riesgos futuros y la mejora de la imagen corporativa, entre otros aspectos.

Las Memorias de Sostenibilidad reflejan la gestión y desempeño anual de las compañías en materia de desarrollo sostenible. Para su elaboración existen varios métodos, siendo la Guía 'G3' del Global Reporting Initiative (GRI) una de las más utilizadas por las compañías españolas. Esta Guía propone a las empresas una serie de indicadores económicos, sociales y ambientales sobre los que reportar.

Por otro lado, las compañías adheridas al Pacto Mundial están obligadas a elaborar anualmente un Informe, denominado 'Informe de Progreso' (COP), que debe reflejar y describir las acciones desarrolladas por las compañías para cumplir con los Diez Principios de este acuerdo.

Tanto el Pacto Mundial como el GRI son dos iniciativas voluntarias que contribuyen a la mejora de la gestión y la comunicación de la Responsabilidad Corporativa (RC) de las organizaciones.

Recientemente, se han unido para crear un proyecto conjunto denominado 'Haciendo la conexión', que combina los requerimientos de reporte asociados a ambos. Esta alianza busca conectar y complementar el trabajo de cada uno para consolidar y armonizar esfuerzos en el área de RSC y animar a las compañías a adoptar estas políticas.

Multitud de firmas se encuentran ya adheridas a estas dos iniciativas: más de 3.000 empresas pertenecen al Pacto Mundial y otras 1.000 elaboran sus Memorias de Sostenibilidad según el GRI. Hasta ahora, para todas ellas era complicado complementar ambas herramientas, por lo que este acuerdo facilitará enormemente los procesos de reporting.

Para las compañías que hayan adoptado los principios del Pacto Mundial y que, a su vez, hayan decidido elaborar sus Memorias de acuerdo con la Guía del GRI, esta colaboración supone, por tanto, un proceso enormemente facilitador y sinérgico en su constante esfuerzo por profundizar y mejorar en su comunicación corporativa.

Begoña Beneytez.

Directora de Servicios de Responsabilidad Corporativa de la Consultara URS España.

Jesús Mas.

Consultor de Responsabilidad Corporativa de URS España.