Actualizado 08/07/2015 02:31 CET

RSC.-Casi 800 personas en riesgo de exclusión han encontrado trabajo el primer semestre de 2014 a través de Fundación Integra

MADRID, 25 Jul. (EUROPA PRESS) -

Cerca de 800 personas en riesgo de exclusión social y personas con discapacidad han firmado un contrato de trabajo durante el primer semestre de 2014. La mayoría de ellos son personas "con un pasado difícil" y que provienen, en muchos casos, del mundo de la droga, de la cárcel, que han sido víctimas de violencia de género, jóvenes en situación de riesgo. Otros tienen alguna discapacidad, según ha explicado la organización.

Así, de los contratos logrados durante este periodo, 164 corresponden a personas con discapacidad, 262 a mujeres víctimas de violencia y 20 a personas procedentes de la cárcel. Además, otras 30 personas que han pasado por las drogas han logrado también un empleo.

La directora general de la fundación, Ana Muñoz, ha subrayado el efecto beneficioso del trabajo para estas personas, además de la obtención de ingresos, y que contribuye "de la manera más eficaz a que puedan salir del círculo de exclusión, retomar sus vidas, recuperar su autoestima, sentirse autosuficientes y capaces de afrontar nuevos desafíos y proyectos personales", según ha explicado.

En lo referente a su integración en el puesto de trabajo, la organización ha cifrado el porcentaje de éxito en un 90 por ciento de casos "positivos" o "muy positivos", de acuerdo con las valoraciones de los trabajadores realizadas por sus responsables en las empresas.

En esta línea, el director de RRHH de Indra, una de las empresas que colaboran en el programa de empleo de Fundación Integra, Ángel José Jimeno, ha asegurado que desde la experiencia de la empresa en la acogida de nuevos trabajadores en riesgo de exclusión, considera que "son personas comprometidas, con talento, con ilusión y motivación. Sus circunstancias personales no han impactado en su desarrollo profesional o en el de su equipo".

"Nos permiten aprender a todos y seguir trabajando en una cultura más inclusiva. Aportan nuevas formas de entender los problemas y de responder ante los retos a los que nos enfrentamos todos los días", ha asegurado.