Actualizado 13/06/2014 14:19:56 +00:00 CET

La Fundación Prosegur se une a la Fundación Elecnor para llevar la energía eléctrica a una escuela en Uruguay

Acuerdo Fundación Prosegur y Fundación Elecnor
FUNDACIÓN PROSEGUR

MADRID, 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Fundación Prosegur, entidad sin ánimo de lucro que canaliza la acción social y cultura de la compañía, ha suscrito un convenio con la Fundación Elecnor con el fin de colaborar en el proyecto 'Luces para aprender Uruguay', dirigido a mejorar las condiciones de vida y educativas de miles de niños del país que no disponen de electricidad ni acceso a Internet en sus escuelas.

A través de este acuerdo, firmado por el presidente de Elecnor y de la Fundación Elecnor, Fernando Azaola, y la presidente de Prosegur y de la Fundación Prosegur, Helena Revoredo, ambas instituciones logran llevar la energía eléctrica a la escuela rural Capón de la Yerba, ubicada en la región de Tacuarembó.

La intervención, orientada a cubrir las necesidades de iluminación interna y externa del centro, incluye la instalación de un sistema fotovoltaico para disponer de energía renovable, sostenible y respetuosa con el medio ambiente.

La escuela Capón de la Yerba es una de las 80 que resultan beneficiadas por el proyecto 'Luces para aprender Uruguay'. El proyecto es una iniciativa de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI) y además de la Fundación Elecnor, colaboran entidades como el Ministerio de Educación y Cultura de Uruguay a través del Plan CEIBAL (Conectividad Educativa de Informática Básica para el Aprendizaje en Línea) y las compañías locales UTE y Montes del Plata, a las que ahora se une la Fundación Prosegur.

'Luces para Aprender Uruguay' tiene el objetivo de abordar retos no resueltos, como el acceso a una educación pública de calidad, hacer frente a la pobreza y desigualdad y contribuir al desarrollo y bienestar de las comunidades donde se encuentran.

Por otro lado, Prosegur impulsa el proyecto de Cooperación al Desarrollo 'Piecitos Colorados' para mejorar la educación integral y la calidad de vida de menores procedentes de zonas desfavorecidas de Latinoamérica en los que la compañía está presente. La iniciativa, puesta en marcha en el año 2006, combate el abandono escolar e impulsa el desarrollo sostenible de las zonas en las que se implanta a través de la rehabilitación de las escuelas, la aplicación de medidas nutricionales, la mejora educativa y la sensibilización a las familias.