Actualizado 11/01/2021 14:37 CET

Detectados cuatro brotes en cuatro residencias de mayores de Almería, dos de ellas con vacunas administradas

[L Comunicacion.Almeria.Dgob] Fotonoticia Reunión En Delegación De Salud
[L Comunicacion.Almeria.Dgob] Fotonoticia Reunión En Delegación De Salud - JUNTA DE ANDALUCÍA

ALMERÍA, 11 Ene. (EUROPA PRESS) -

El delegado territorial de Salud y Familias de la Junta en Almería, Juan de la Cruz Belmonte, ha informado este lunes de que se han detectado brotes de covid-19 en cuatro geriátricos de la provincia con 38 residentes contagiados, y ha precisado que en dos de ellas, la residencia asistencia de Diputación y Ballesol, los casos positivos confirmado por PCR "han aparecido cuando ya se había administrado las primeras dosis de la vacuna".

En declaraciones a los periodistas, Belmonte ha indicado que, en la residencia San Antonio de Vícar, "no pudimos llegar a vacunar ante los primeros casos" y ha señalado que se repartieron las dosis "entre los sanitarios de acuerdo a la programación prevista y sin interrumpir esta".

Según los datos facilitados, el brote declarado en la residencia asistida de Diputación afecta a seis mayores, mientras que el geriátrico Ballesol, también la capital, se han detectado con pruebas diagnósticas otros siete casos, todos "asintomáticos".

En la residencia Bautista Galera de Chirivel son 18 los positivos notificados, uno de ellos unos de los usuarios del geriátrico que fueron trasladados el pasado miércoles hasta el centro de evacuación ubicado en la residencia de mayores de El Zapillo después de haber dado negativo en las pruebas PCR realizadas tras detectar el brote, mientras que en el centro San Antonio de Vïcar son seis los usuarios contagiados de covid-19.

Belmonte ha afirmado que, al margen de la residencia de Chirivel, se está procediendo a la medicalización del geriátrico de Vícar y ha apuntado que los centros ubicados en la capital "están muy bien acondicionados" y están bajo supervisión "de los distritos sanitarios".

Con respecto a los casos detectados tras administrar la primera dosis de vacuna, el delegado ha informado de que la "gravedad de los pacientes no es tan alta como antes", si bien se les está sometiendo "a un seguimiento estricto" para ver su evolución.

"El origen puede estar en restos de viriones que presentaran los pacientes, pero estamos haciendo un estudio del porqué y de la gravedad con la que pueden desarrollar la enfermedad, aunque pensamos que puede ser menor porque todos son asintomáticos", ha trasladado para concluir recordando que el grado de inmunidad de la vacuna "se adquiere a los diez días de la segunda dosis".