Actualizado 03/12/2021 15:20 CET

Andalucía ultima alegaciones conjuntas con Murcia al Plan Hidrológico del Tajo contra las restricciones

La consejera de Agricultura de la Junta de Andalucía visita las obras de restauración del Río Aguas.
La consejera de Agricultura de la Junta de Andalucía visita las obras de restauración del Río Aguas. - JUNTA DE ANDALUCÍA

HUÉRCAL-OVERA (ALMERÍA), 3 Dic. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía, Carmen Crespo, ha indicado este viernes que el Gobierno andaluz ultima ya las "alegaciones conjuntas" que con la Región de Murcia se van a presentar al Plan Hidrológico de la Cuenca del Tajo contra las restricciones a las aportaciones que se realizan en el trasvase Tajo-Segura al considerar que se basan en "una decisión absolutamente política".

En declaraciones a los medios de comunicación en Huércal-Overa (Almería), la consejera ha señalado que ya están "a punto" de mandarse dichas alegaciones que se han consensuado a través de la Secretaría General de Medio Ambiente y la Dirección General de Infraestructuras del Agua.

Para la consejera, "no ha lugar" a la minoración del trasvase puesto que, a su juicio, las premisas para acordar las restricciones no están basadas "en cuestiones científicas sino en cuestiones políticas", lo que le lleva a "reivindicar algo que es de justicia". "Si hubiera estado basado en cuestiones científicas, entendemos que los caudales ecológicos hay que cumplirlos, pero creemos que es una decisión absolutamente política", ha recalcado.

La titular andaluza de Agricultura ha incidido en la necesidad de contar con aportaciones hídricas extraordinarias en el sudeste peninsular, sentido en el que ha destacado que de los 43,2 hectómetros cúbicos de aguas regeneradas que llegarán a Andalucía, "ocho vienen para el Levante almeriense".

Del mismo modo, ha recalcado que los fondos Next Generation suponen una "oportunidad" para financiar la ampliación e instalación de las plantas desaladoras de Carboneras, el Almanzora y Dalías. "La ampliación de esas desaladoras son absolutamente necesarias", ha dicho Crespo, quien ha valorado la buena sintonía que existe con la Secretaría de Estado de Aguas para conseguir que eso "sea una realidad".

RESTAURACIÓN AMBIENTAL DEL RÍO AGUAS

Crespo ha visitado las actuaciones de restauración ambiental que se están realizando en el río Aguas, "posiblemente, el proyecto de mayor envergadura que se ha realizado nunca a nivel de las cuencas intracomunitarias andaluzas" y que se encuentra ya al 33 por ciento de ejecución después de los primeros seis meses.

Los beneficios de estas labores ya se han apreciado con la ausencia de incidentes en las recientes DANA de septiembre y noviembre. "En marzo se presentó el proyecto, que cuenta con un presupuesto de 6 millones de euros, y hoy ya vemos resultados", ha destacado Crespo en una nota tras la visita en la que ha estado acompañada por el secretario general de Medio Ambiente, Agua y Cambio Climático, Sergio Arjona; el director general de Planificación y Recursos Hídricos, Fernando Delgado; las delegadas territoriales Aránzazu Martín y Raquel Espín; y los alcaldes de Mojácar, Los Gallardos y Turre, Rosa María Cano, Francisco Miguel Reyes y Martín Ramón Morales, respectivamente.

La restauración y adecuación de cauces es uno de los pilares de la nueva política de aguas de la Junta de Andalucía. "Los ríos tienen que estar en las mejores condiciones ambientales posibles para que puedan ser disfrutados por la población de forma segura", ha dicho Crespo.

En el río Aguas se está actuando a lo largo de 21,4 kilómetros, desde la pedanía de Giles a la desembocadura en el Mediterráneo en las playas de Mojácar, atravesando los términos municipales de Bédar, Turre, Los Gallardos y Mojácar.

A su gran envergadura hay que añadir el extraordinario valor ambiental de esta actuación, ya que este río se alimenta de dos zonas de especial protección de la Red Natura 2000, el Karst de Yesos y Sierra Cabrera-Bédar, y en su desembocadura se localiza la Laguna de Mojácar.

Esta restauración del río Aguas conjuga la seguridad a las poblaciones ante avenidas e inundaciones, la protección de terrenos agrícolas situados a los márgenes del cauce y la preservación del medio ambiente y su biodiversidad.

15.500 TONELADAS DE CAÑAS RETIRADAS

"Hasta la fecha se han retirado residuos por un volumen de 750 metros cúbicos, se han desbrozado 15.500 toneladas de cañaveral, acacias y otras especies exóticas y desarraigado otras 20.500 toneladas. Se están traslocando y plantando especies autóctonas y recuperando técnicas ancestrales en el manejo del agua con la restauración de boqueras", ha explicado Delgado, que ha subrayado que este río es "una joya desde su nacimiento hasta su desembocadura" y que debe ser considerado un atractivo más de la provincia de Almería.

"Estamos creando empleo verde, con más de 30 personas trabajando en la zona (16.000 jornales), y se está actuando con extrema precaución para preservar estos espacios tan sensibles, de hecho la restauración del río Aguas se alinea con la propia estrategia de conservación de estos espacios naturales protegidos", ha añadido Crespo, que ha recordado que se van a sembrar más de 51.000 plantas autóctonas de 20 especies diferentes.

En 2022, la Junta estará actuando de forma integral en los ríos Adra, Aguas y Antas y limpiando los cauces de Andarax y Almanzora. "Estamos actuando en los cinco grandes ríos de la provincia de Almería", ha dicho. Crespo ha recordado que el Gobierno andaluz ha incrementado en más del doble la inversión en cauces de toda la legislatura anterior, sin sumar aún el presupuesto de 2022. Del 2015 al 2018 se habían invertido 15,3 millones de euros y en estos tres últimos años la cifra se ha disparado a 35,8 millones de euros. "En la provincia de Almería hablamos de una cifra histórica de 19,35 millones de euros en tres años, que representan el 54 por ciento del total", ha añadido.

Por último, la consejera ha avanzado que el proyecto y obra de la EDAR de Mojácar se encuentra ya en la última fase de adjudicación. En esta infraestructura, la Junta realiza una inversión histórica de 23,9 millones de euros que permitirá depurar las aguas de los municipios de Bédar, Los Gallardos, Garrucha, Turre y Mojácar. "Permitirán sustituir instalaciones obsoletas con 25 años de antigüedad y adaptar la depuración al incremento de población que genera el turismo, con hasta 53.800 habitantes", ha concluido.