Actualizado 09/07/2020 17:34:28 +00:00 CET

La Junta acometerá en agosto las obras de reurbanización de la calle Bombita de Algeciras

Calle Bombita en Algeciras
Calle Bombita en Algeciras - JUNTA DE ANDALUCÍA

ALGECIRAS (CÁDIZ), 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio ha anunciado que iniciará, en la primera quincena de agosto, las obras de reurbanización de viales de la calle Bombita, en Algeciras (Cádiz). La Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía (AVRA), promotora de la actuación, ha adjudicado los trabajos a la empresa Rhodas Albañilería en General S.L. por 88.027 euros y con un plazo de ejecución de cuatro meses.

Según ha explicado la Junta en una nota, la actuación, tercera y última fase de reurbanización de la calle Bombita y su intersección con las calles Ebro y Grazalema, tiene como objetivo la mejora de la calidad y la sostenibilidad del medio urbano en la zona donde se encuentra dicho vial, en el perímetro del Área de Regeneración y Renovación Urbana de La Piñera y El Saladillo, en Algeciras.

Sobre la base de mejorar el entorno de los edificios de viviendas públicas en ambos barrios, para propiciar un mayor y mejor uso de los espacios libres, el proyecto contempla la demolición de los pavimentos existentes y la ejecución de otros nuevos, así como la renovación y mejora de instalaciones en las redes de aguas pluviales, alumbrado público y telefonía, instalación de nuevo mobiliario urbano, mejora de la señalización y ajardinamiento de la zona.

Una vez culminados los trabajos, los viales y espacios públicos serán cedidos al Ayuntamiento, que se encargará de su posterior mantenimiento, según el convenio firmado en enero pasado entre la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio y el Ayuntamiento algecireño.

Según la Junta, con esta intervención, la barriada de la Piñera recuperará un espacio público para los vecinos, la mayoría con bajos ingresos y en algunos casos personas con necesidades especiales, y a su vez se dará solución a otros problemas de infraestructuras comunitarias, de manera que se consiga una mayor eficiencia energética y una mejor calidad ambiental en el entorno objeto de la actuación.

Para la ejecución de las obras se contratará a personas con especiales dificultades de inserción en el mercado laboral, en particular de las personas con discapacidad o en situación o riesgo de exclusión social, para quienes se ha reservado un diez por ciento del número total de horas de trabajo.