Publicado 26/03/2021 14:43CET

Aguirre espera que las obras de las Consultas del Materno Infantil de Córdoba se retomen "a la mayor brevedad"

Archivo - Las obras, paralizadas, del Edificio de Consultas Externas del Hospital Materno Infantil del Reina Sofía en Córdoba.
Archivo - Las obras, paralizadas, del Edificio de Consultas Externas del Hospital Materno Infantil del Reina Sofía en Córdoba. - EUROPA PRESS - Archivo

CÓRDOBA, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre, ha dicho este viernes confiar en que "se desbloquee" la situación generada por la adjudicataria de la construcción del Edificio de Consultas Externas del Hospital Materno-Infantil del complejo Reina Sofía de Córdoba, la Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por Jícar S.A. y Acciona Construcción S.A., al paralizar las obras el pasado septiembre, y que los trabajos se retomen "a la mayor brevedad posible"

A este respecto y en declaraciones a los periodistas, Aguirre ha explicado que está a la espera de que la adjudicataria justifique "por qué hay que aportar más económicamente" por la Junta para sufragar la ejecución del proyecto de construcción del edificio, "cuando los pliegos estaban cerrados a un volumen determinado", en referencia a que se adjudicó por 7,9 millones de euros.

Entre tanto, Salud está "en negociaciones" con las empresas que integran la UTE adjudicataria, con las que esta misma semana ha habido una nueva reunión, y la orden que ha dado el consejero de Salud y Familias, según ha explicado el propio Aguirre, es que la actual situación "se desbloquee a la mayor brevedad posible", pero "siempre dentro de lo que es la justicia".

Ello quiere decir, según ha aclarado Aguirre, es que, "si se ha cuantificado una obra determinada a un precio determinado y no se ha encontrado ningún tema anómalo que haga que aumente" el coste de la obra, "pues tendrá que someterse al precio establecido", en este caso para la que, según ha recordado el consejero, era su "obra estrella".

Dicha obra, que en el momento de su paralización estaba ejecutada en un dos por ciento, está "cuantificada económicamente" y, según ha resaltado Aguirre, no tiene "ningún problema para pagarla, pero dentro de lo que se ha pactado", de modo que, "cualquier cambio desde el punto de vista presupuestario tendrá que estar debidamente justificado".

LAS DISCREPANCIAS

Según informó ya la Junta de Andalucía, la adjudicataria del proyecto paralizó las obras alegando "discrepancias con el proyecto de ejecución del edificio y la forma de llevarlo a cabo, demandando la modificación del documento y el cese de las obras hasta la resolución del desacuerdo".

Sin embargo, tanto la Junta, como la Dirección Facultativa de la obra, defendieron en su momento que "las modificaciones que propone la empresa, aunque fueran pertinentes, no llevarían aparejadas la paralización de las obras".

En consecuencia y una vez "agotada la vía convencional, conforme a la legislación vigente, para la continuación de los trabajos, el órgano de contratación valora las diferentes opciones posibles que el ordenamiento jurídico prevé ante este incumplimiento", y en este contexto se están produciendo las citadas reuniones entre responsables de Salud y de la UTE adjudicataria de las obras.

EL PROYECTO

La futura infraestructura, cuyas obras comenzaron en noviembre de 2019 con un plazo de ejecución de 24 meses, permitirá prestar la atención ambulatoria infantil y ginecológica en un nuevo edificio, separado de otros circuitos asistenciales y en espacios mucho más confortables que los actuales, con una superficie total de 10.572 metros cuadrados, de los que 4.686 estarán construidos y 6.755 se quedarán en bruto y tendrá siete niveles (nivel -2, nivel -1, planta baja, primera, segunda, tercera y cuarta).

Cuando esté finalizado y equipado se ocupará la planta baja y la primera, mientras que las plantas segunda y tercera se reservarán para futuras ampliaciones vinculadas siempre a la atención maternal y pediátrica, por lo que esta planificación permitirá crecer e ir adaptando el edificio para dar respuesta a las necesitadas que se vayan produciendo en los próximos años --en estas áreas se ejecutará estructura, cerramiento, ventanas y cubiertas quedando en bruto el interior--.

Contará con 67 consultas pediátricas y ginecológicas y una sala de fisioterapia de unos 80 metros cuadrados. De este modo, ofrecerá 15 consultas más que en la actualidad y, además, se permitirá dar un salto de calidad y confort, dado que todas las consultas aumentarán de tamaño considerablemente y tendrán iluminación y ventilación natural, algo que en las actuales instalaciones no es posible.

El actual Hospital Materno Infantil cuenta con 52 consultas repartidas en diferentes niveles. Una que vez que entre en funcionamiento el nuevo edificio de consultas, la superficie que ahora ocupan estas consultas en el edificio actual (2.690 metros cuadrados) se liberará para otros usos asistenciales.

Contador