Actualizado 14/07/2017 17:40 CET

La Junta ofrece unas vacaciones seguras y normalizadas a 80 víctimas de violencia de género en Córdoba

CÓRDOBA, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) ofrece este verano unas vacaciones seguras y libres de violencia a 80 personas acogidas en su red de centros del Servicio Integral de Atención y Acogida a Mujeres Víctimas de Violencia de Género en Córdoba, a través del programa 'Vacacionantes', y cuyo objetivo es "el desarrollo conjunto de actividades culturales en verano en los centros de acogida", según la coordinadora del IAM en Córdoba, Ana Díaz.

Según informa la Junta, el programa, con una planificación lúdico-pedagógica, pretende aumentar la autoestima de las víctimas, fortalecer el vínculo materno-filial y, sobre todo, crear un ambiente de seguridad, respeto y buen trato como modelo de convivencia. La programación abarca actividades tan variadas como gymkhana coeducativa, cuentacuentos, talleres de cocina infantil y hábitos saludables, lecturas de verano, o diferentes excursiones a playas, piscinas o lugares de interés turístico y cultural, entre otras.

Además, gracias a la renovación del convenio de colaboración entre el IAM y CajaGranada para el desarrollo conjunto de actividades culturales en los centros del Servicio Integral de Atención y Acogida a Mujeres Víctimas de Violencia de Género, este verano se realizarán iniciativas culturales conjuntas como visitas guiadas a museos, talleres específicos o cine de verano.

Para la coordinadora del IAM, el programa 'Vacacionantes' se enmarca dentro del objetivo de la Junta de Andalucía de ofrecer una atención integral a menores expuestos a la violencia de género, con el fin de evitar que perpetúen la violencia de género que han sufrido en sus casas y recuperen una vida libre de maltrato, afectiva, normalizada en su nuevo hogar y en su nuevo entorno social y cultural.

El Servicio Integral de Atención y Acogida, al igual que el resto de programas del IAM para víctimas de violencia machista, trabaja de manera multidisciplinar para la recuperación integral de las personas que sufren maltrato, a través de una atención psicológica, jurídica, laboral y social, no solo para atender sus necesidades más inmediatas, como la protección y seguridad, sino también para fomentar en ellas la autoestima y promover el respeto y buen trato como modelo de convivencia.

Por su parte, la delegada de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta en Córdoba, María Ángeles Luna, ha insistido en "la necesidad de pedir al Gobierno central que apoye la propuesta andaluza de Pacto de Estado para la Erradicación de la Violencia de Género, que incluye entre otras medidas la suspensión del régimen de visitas a los hijos para las personas denunciadas o condenadas por maltrato".

Igualmente, Luna ha señalado que "Andalucía fue la primera comunidad que consideró víctimas directas a los hijos de víctimas de violencia de género, al poner en marcha en 2009 el Servicio de Atención Psicológica para Hijos de Mujeres Víctimas de Violencia de Género".