Actualizado 18/11/2015 19:20 CET

El acogimiento residencial de menores, alternativa de integración

CÓRDOBA, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

La delegada de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía en Córdoba, María Ángeles Luna, ha inaugurado las 'Jornadas de buenas prácticas en el acogimiento residencial de menores', coincidiendo con el 20 de Noviembre, día universal del niño, acto en el que ha destacado el acogimiento residencial de menores como alternativa de integración.

La Junta de Andalucía ha informado de que hace 26 años la Asamblea de las Naciones Unidas aprobó la Convención de los Derechos del Niño, un conjunto de 54 artículos ratificados actualmente por casi 200 estados, que como ha explicado la delegada "todos los que confiamos en construir una sociedad mejor debemos trabajar por estos derechos, para que se conozcan y se respeten en todo momento y lugar".

Luna ha explicado que "es un día de celebración por los avances conseguidos pero sobre todo para llamar la atención sobre la situación de los niños más desfavorecidos, dar a conocer los derechos de la infancia y concienciar a las personas de la importancia de trabajar día a día por su bienestar y desarrollo".

La Delegación de Igualdad, Salud y políticas Sociales celebra este día con diferentes actos. Para este año, se han organizado 'Las Jornadas de Buenas Prácticas y Propuestas de Mejora en el Acogimiento Residencial', cuyo objetivo es "encontrar un punto de encuentro donde los profesionales y los menores tengan voz para analizar, proponer y evaluar el programa de acogimiento residencial y las medidas de Protección de Menores, fomentando las relaciones y la integración de los distintos equipos de trabajo", según ha explicado Luna.

El acogimiento residencial en Centros de Protección es una de las alternativas que dispone la Junta de Andalucía, como administración responsable de proteger a aquellos menores que por distintas causas se encuentran en situación de desamparo. En este sentido, la delegada ha resaltado que "se debe considerar la opción del acogimiento residencial, como medida apropiada para muchos niños y adolescentes independientemente de las alternativas de acogimiento familiar".

Como ha explicado Luna, "el acogimiento residencial sigue cumpliendo una función esencial en la protección de niños, y en especial adolescentes en situación de desamparo", y ha añadido que "la necesaria atención a problemas emergentes como la llegada de menores extranjeros no acompañados, el incremento de los casos de violencia familiar ejercida por los hijos, la necesidad de atención terapéutica a niños con problemas emocionales entre otros, han provocado importantes cambios en la estructura y objetivos de los hogares de acogida".

Además, Luna ha apuntado que hoy en día "el trabajo de los profesionales se debe especializar en la intervención con adolescentes y problemáticas como las descritas", y ha añadido que "existen perfiles de adolescentes para los que el acogimiento residencial es la mejor alternativa y está suponiendo un apoyo muy efectivo y esta circunstancia ha ocasionado que la población atendida en acogimiento residencial sea cada vez de mayor edad, convirtiéndose en un entorno de intervención dirigido fundamentalmente a adolescentes y a los niños y niñas que presentan características que dificultan su acogida en un entorno familiar".

Desde hace años la Delegación Territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, con la colaboración de numerosas entidades, viene desarrollando el acogimiento residencial en la provincia de Córdoba, y otros programas para la integración sociolaboral de media y alta intensidad para los menores próximos a la mayoría de edad y extutelados.

14 CENTROS DE PROTECCIÓN DE MENORES

Concretamente en la provincia de Córdoba existen 14 Centros de Protección de Menores, cada uno de estos desarrollan diferentes programas como la acogida inmediata, atención residencial básica, programa para menores en conflicto, programa para menores con necesidades educativas especiales o programas para la atención a problemas de conducta.

En total, la provincia de Córdoba dispone de 159 plazas dependientes de la Delegación y otras 24 dependientes de la Dirección General de Infancia y Familias, lo que suponen 183 plazas en la provincia de las que en la actualidad se encuentran ocupadas el 85 por ciento de las mismas. El acogimiento residencial genera un número aproximado de 260 puestos de trabajo directos, entre educadores, monitores y personal técnico, entre otros.

Además de los profesionales que trabajan en el acogimiento residencial, existen otros profesionales que forman parte de programas que apoyan el acogimiento residencial como el de preparación a la mayoría de edad, recursos para jóvenes extutelados, así como otros programas de atención a menores.

Para concluir, la delegada ha explicado que "la función del acogimiento residencial debe orientarse a la rehabilitación, al trabajo terapéutico, a la preparación para la independencia, y en general, a la cobertura de necesidades muy específicas difícilmente cubiertas por otros recursos."
¡