Publicado 02/03/2021 16:41CET

El hospital Virgen de las Nieves de Granada, sede nacional del Día Mundial de la Audición

Parte del equipo de Otorrinolaringología del hospital Virgen de las Nieves
Parte del equipo de Otorrinolaringología del hospital Virgen de las Nieves - JUNTA

GRANADA, 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Hospital Universitario Virgen de las Nieves, en Granada, ha sido designado sede nacional del Día Mundial de la Audición, que se celebra este miércoles 3 de marzo, por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para concienciar sobre la pérdida auditiva y promover el cuidado del oído y la audición.

Según ha informado el Virgen de las Nieves en una nota, el servicio de Otorrinolaringología de este hospital es referente en técnicas altamente especializadas para detectar los problemas auditivos, que cada vez son más frecuentes, principalmente por el envejecimiento de la población.

Cuenta con un área de audiología, en la que además de todas las pruebas convencionales de audiometría, se dispone de otras específicas para saber cómo funciona el oído interno y cómo se conecta con el cerebro gracias al procesamiento auditivo central.

El equipo de profesionales de este servicio atiende los aspectos clínicos y quirúrgicos para tratar estas patologías, pero también es sensible a las consecuencias personales y sociales que conlleva la perdida auditiva. El otorrinolaringólogo de este hospital, Juan García- Valdecasas, y presidente de la Asociación Española de Audiología, ha señalado que "la buena audición es indispensable para la comunicación verbal y escrita, ambas muy importantes en todas las etapas de la vida".

En los menores, "una correcta audición es imprescindible en la edad pediátrica pues afecta directamente en la adquisición del lenguaje. Un niño sordo no adquiere lenguaje y su vida quedará determinada por una alteración en el modo de comunicarse y el modo en que se organiza su pensamiento", ha indicado.

El experto ha explicado que en adultos, "la mala audición repercute directamente en su capacidad laboral, su rendimiento profesional y su relación con los demás. En los mayores, una pérdida auditiva conlleva al mayor drama para este colectivo como es el aislamiento social y el deterioro cognitivo precoz. Un mayor que no escucha no se relaciona y queda marginado de toda actividad".

Estos problemas de comunicación por falta de audición se han agudizado durante la pandemia de Covid-19 por el uso obligatorio de mascarillas que ha alterado la capacidad comunicativa. Tal y como ha explicado el especialista, "el emisor debe dar más volumen al mensaje y el afectado necesita tener apoyo visual en la boca del interlocutor y si no puede identificar esa lectura labial, le supone un mayor problema de comunicación".

Según García-Valdecasas, la pérdida de audición y las enfermedades relacionadas con el oído se pueden evitar mediante detección precoz y acciones preventivas "como la protección sonora, las buenas prácticas de cuidado de los oídos, la inmunización frente a la rubéola, el cuidado de las infecciones de oído y la meningitis".