Publicado 08/07/2021 17:34CET

La Junta retira del entorno familiar en Granada a seis hermanos menores en deficientes condiciones y no escolarizados

Vehículo de la Unidad de Policía Adscrita a la Junta de Andalucía
Vehículo de la Unidad de Policía Adscrita a la Junta de Andalucía - JUNTA DE ANDALUCÍA

GRANADA, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

Agentes del Área de Protección al Menor de la Jefatura Provincial de
Granada, en colaboración con técnicos del Servicio de Protección al Menor de la Delegación Territorial de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta en Granada han procedido a retirar de su entorno familiar a seis hermanos de entre 7 y 15 años por encontrarse en una grave situación de riesgo.

Esta medida adoptada este miércoles 7 de julio es consecuencia de un "exhaustivo seguimiento" efectuado a los menores que permitió constatar que no estaban escolarizados y que vivían "en unas condiciones de higiene y salubridad muy deficientes".

Según informa la Junta en un comunicado, "no existía en el entorno familiar ningún adulto que se responsabilizase de su cuidado, ya que se encuentra actualmente en prisión por homicidio mientras que el padre, también con amplio historial delictivo a sus espaldas, se ausentaba frecuentemente del domicilio y se desinteresaba por completo de los menores, que quedaban en una continua situación de grave riesgo debido al abandono".

Al tener conocimiento de la inminente ejecución de la resolución de desamparo de sus hijos dictada por la Delegación de Gobierno de la Junta de Andalucía en Granada, los menores y su padre huyeron del domicilio familiar donde habitualmente residían, "una vivienda ocupada en pésimas condiciones de habitabilidad sita en la localidad de Purchil, Vegas del Genil".

En su huida, se trasladaron hasta la localidad de Santa Fe para ocultarse en el domicilio de la abuela paterna "con la clara intención de impedir la ejecución de la medida dictada".

A pesar de ello, los agentes de la Unidad de Policía Adscrita a la Junta de Andalucía, tras las pesquisas oportunas y tras obtener la pertinente autorización judicial, lograron entrar en este último domicilio y retirar a los menores, los cuales fueron posteriormente conducidos hasta centros de protección dependientes de la Comunidad Autónoma donde han quedado ingresados y en donde se garantiza su integridad y asistencia.

Contador