Publicado 04/06/2020 15:20:35 +02:00CET

El Área Sanitaria Norte de Huelva refuerza su plantilla con la incorporación de nueve médicos especialistas

Fachada del Hospital Comarcal de Riotinto
Fachada del Hospital Comarcal de Riotinto - 112 - Archivo

HUELVA, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Área de Gestión Sanitaria Norte de Huelva, el dispositivo del Servicio Andaluz de Salud (SAS) que presta cobertura a la población residente en las comarcas de la Sierra, Cuenca Minera y parte del Andévalo, ha reforzado en los últimos días su plantilla de facultativos con la incorporación de un total de nuevos especialistas.

En concreto se trata de dos anestesistas, dos médicos internistas, un oftalmólogo y un traumatólogo, cuyo destino es el Hospital de Riotinto, a los que hay que añadir tres médicos de familia que desarrollarán su labor en centros de atención primaria adscritos al área sanitaria.

Según ha indicado la Junta en una nota de prensa, esta nueva dotación de personal "va a permitir potenciar considerablemente la calidad de la asistencia que se ofrece a los alrededor de 70.000 usuarios de esta zona de la provincia, favoreciendo la accesibilidad a los servicios sanitarios y la reducción de la lista de espera de pacientes y, en definitiva, avanzar en la capacidad de respuesta a la ciudadanía".

De este modo han apuntado que son "especialmente reseñables" las mejoras en las unidades hospitalarias de Anestesia, Oftalmología, Medicina Interna y Traumatología, que completan su número máximo de especialistas autorizados, así como en atención primaria.

Estas incorporaciones forman parte de la estrategia de la Consejería de Salud y Familias enfocada a la captación de nuevos facultativos de aquellas especialidades en las que existe mayor déficit de efectivos, a través de la oferta de contratos de larga duración y condiciones laborales mucho más atractivas, fomentando así la fidelización en sus puestos de trabajo.

Dicha estrategia es "prioritaria" en los centros comarcales y ubicados en zonas rurales o alejadas de las grandes ciudades, como es el caso del Área de Gestión Sanitaria Norte de Huelva, "en los que las dificultades son aún mayores para encontrar a especialistas disponibles".

En este caso específico está previsto que las nuevas contrataciones realizadas se materialicen en interinidades o sustituciones de larga duración antes de que concluya el año, a fin de garantizar la continuidad de los profesionales.

De esta manera, la administración andaluza ha remarcado que desde la dirección del Área de Gestión Sanitaria Norte de Huelva se va a seguir trabajando en la misma línea, "destinando todos sus esfuerzos a la búsqueda de nuevos facultativos que posibiliten la cobertura de aquellas especialidades en las que son necesarios".

REFUERZOS COVID-19

Por otro lado, en materia de plantilla el área sanitaria también ha incorporado en los últimos meses un total de 101 profesionales dentro del plan de refuerzo en el SAS que la Junta ha impulsado con el objetivo de hacer frente a las necesidades en este ámbito surgidas por la pandemia de Covid-19 en Andalucía.

La mayoría de estos efectivos son de la rama de enfermería (79), si bien también se han producido contrataciones en otras categorías como la de facultativo (3) y personal de gestión y servicios (19).

Este plantel de refuerzo, que en el conjunto de la provincia onubense asciende a un total de 468 profesionales, ha ido incrementándose progresivamente desde las primeras semanas de marzo conforme se fueron identificando los primeros casos de coronavirus "en aras de mejorar la asistencia, fundamentalmente en las unidades de hospitalización y en los servicios enfocados a la atención a estos pacientes".

Las contrataciones se suman a otras medidas de organización y planificación llevadas a cabo por parte de la administración sanitaria en Huelva "para ofrecer la mejor asistencia posible a la población y garantizar los cuidados no solo a las personas afectadas por el virus, sino al resto de usuarios con otras demandas de salud".

Un modelo de trabajo basado en un doble circuito funcional independiente --para pacientes Covid y para pacientes no Covid-- que se va a mantener activo mientras que la pandemia así lo requiera.