Publicado 14/08/2021 09:59CET

Ruiz contrasta la apuesta por el nuevo 'Ingreso por la Inclusión' con el "fiasco" del Ingreso Mínimo Vital del Gobierno

La consejera de Igualdad y Políticas Sociales, Rocío Ruiz, ,en una imagen de archivo.
La consejera de Igualdad y Políticas Sociales, Rocío Ruiz, ,en una imagen de archivo. - María José López - Europa Press

HUELVA, 14 Ago. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Rocío Ruiz, ha remarcado que la Junta ultima el nuevo Ingreso por la Infancia y la Inclusión (IPII), el cual tendrá una gestión "rápida" para que llegue a las personas que lo precisan y no se convierta en "un fiasco" como el Ingreso Mínimo Vital, impulsado por el Gobierno central.

En una entrevista concedida a Europa Press, Ruiz ha señalado que el Ingreso por la Infancia y la Inclusión aboga por una tramitación rápida y "no farragosa" como la del Ingreso Mínimo Vital, toda vez que ha apuntado que estará especialmente dedicado a familias con hijos.

En este punto, ha hecho hincapié en la relevancia de acompañar estas ayudas con programas de intervención con las familias, apostando por la educación, por programas de inserción laboral. "No es cuestión solo de dar una paga, hay que vencer el asistencialismo y derivarlo a una inclusión real", ha proseguido la consejera.

Convencida de la necesidad de trabajar de forma "coordinada" con los colectivos y entidades que trabajan en las zonas de exclusión social, la consejera ha recordado que en Andalucía hay tres millones de personas en situación de pobreza y riesgo de exclusión, lo que evidencia, como ha apuntado, que las políticas asistencialistas de anteriores gobiernos "no han funcionado". "Se ha invertido mucho dinero pero esa pobreza se ha mantenido y se ha heredado de padres a hijos", ha explicado Ruiz.

Por ello, ha sostenido que hay que cambiar el enfoque, "pensando en una estrategia a medio y largo plazo" al objeto de conseguir mejorar la situación de estas personas.

Asimismo, la titular de Igualdad ha afirmado que "la medida estrella del Gobierno que era el Ingreso Mínimo Vital ha sido un fiasco" puesto que "tres de cada cuatro se deniegan", por lo que ha incidido en que hay que conseguir "cambios sustanciales en los trámites" del mismo.

En este sentido, hay que recordar que la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación suscribió un acuerdo con la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), el sindicato UGT-A, la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), la Mesa del Tercer Sector y el Consejo Andaluz de Trabajadores Sociales al objeto de reivindicar al Gobierno central "cambios sustanciales" en la gestión del Ingreso Mínimo Vital.

En concreto, el documento firmado solicita al Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones y al de Derechos Sociales y Agenda 2030 que "se definan con exactitud las tareas encomendadas a la Administración Autonómica y a los Gobiernos Locales respecto a los trámites". Asimismo, pone en conocimiento del Gobierno de España la "situación de sobresaturación" de los servicios sociales comunitarios, los cuales son precisamente los que se encargan de la tramitación del Ingreso Mínimo Vital.