Actualizado 05/04/2024 16:40

El Hospital de Jaén incorpora un tomógrafo y nuevo retinógrafo en el servicio de Oftalmología

La delegada de Salud durante su visita al servicio de Oftalmología del Hospital de Jaén.
La delegada de Salud durante su visita al servicio de Oftalmología del Hospital de Jaén. - JUNTA

JAÉN, 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Hospital Universitario de Jaén ha incorporado nuevos equipos para el diagnóstico de enfermedades oculares, en concreto, un nuevo tomógrafo de coherencia óptica (OCT) y un retinógrafo angiógrafo de campo amplio.

La delegada territorial de Salud y Consumo, Elena González, junto al director gerente del citado centro sanitario, Francisco Javier Vadillo, y el jefe de servicio de Oftalmología, José Calzado, ha visitado el centro para conocer este nuevo equipamiento, en el que la Junta ha invertido cerca de 170.000 euros.

"Los nuevos equipos mejoran sensiblemente la capacidad diagnóstica de esta Unidad, con equipos que cuentan con una excelente calidad de imagen, lo que va a repercutir en un mejor desarrollo de la labor de los profesionales y, por tanto, aumento de excelencia en el tratamiento", ha afirmado este viernes en una nota González.

El nuevo angiógrafo retinógrafo permitirá potenciar las pruebas diagnósticas de retina. La obtención de imágenes de campo amplio es importante en enfermedades donde la periferia de la retina puede verse afectada, como son la retinopatía diabética o las trombosis vasculares retinianas.

Además de para diagnóstico, la retinografía se emplea para controlar la evolución de la enfermedad en la retina y la respuesta al tratamiento, al tiempo que proporciona información detallada sobre el estado de estructuras fundamentales como la mácula, el nervio óptico o la vascularización de la retina.

Por su parte, la OCT o tomografía de coherencia óptica es una prueba que emplea un haz de luz para realizar una tomografía de las estructuras oculares. Una tomografía es la imagen de una sección. En este sentido, la imagen de la OCT es comparable con la imagen de una resonancia magnética que proporciona una imagen de una sección del cuerpo humano.

"La OCT es una técnica no invasiva y es muy cómoda para el paciente permitiéndonos observar al máximo detalle las estructuras retinianas", ha explicado José Calzado.

En la descripción de patologías del nervio óptico, tanto si se trata de un glaucoma o de otro tipo de neuropatías ópticas, la OCT es de las pruebas más importantes.

Puede valorar si la estructura del nervio óptico es normal o patológica y documentarla con máxima precisión para poder hacer un seguimiento exacto. Todo este instrumental está integrado en el sistema de gestión de imágenes del servicio de Oftalmología y en la historia digital del paciente para poder ser utilizado desde cualquier consulta.

Estos dos equipos se suman a los recientemente incorporados para el diagnóstico de las enfermedades corneales; en concreto, un microscopio especular de última generación, un tomógrafo corneal y un nuevo tomógrafo de coherencia óptica de segmento anterior.