Actualizado 19/07/2021 19:33 CET

La Junta reformará la travesía de Jimena (Jaén) para evitar accidentes

Presentación del  proyecto para la mejora integral de la travesía de Jimena
Presentación del proyecto para la mejora integral de la travesía de Jimena - JUNTA DE ANDALUCÍA

JIMENA (JAÉN), 19 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía va a reformar de forma integral la A-320 a su paso por el casco urbano de Jimena (Jaén). El proceso de licitación de dicho proyecto, por importe de 488.707 euros, ya está finalizado.

El delegado territorial de la Consejería, Jesús Estrella, ha presentado el proyecto en el municipio y ha indicado que con esta actuación la Junta da respuesta a "una reivindicación histórica de los vecinos de Jimena con la reforma integral de la travesía de la A-320 a su paso por el municipio".

La intervención va a suponer mejorar el firme, los acerados, la señalización e incorporar puntos semafóricos exclusivamente para vehículos pesados, de forma que "eviten problemas de atascos y de seguridad vial que actualmente se producen al no existir control de ningún tipo".

La carretera A-320, perteneciente a la Red Intercomarcal de la Red Autonómica de Carreteras de Andalucía, tiene una Intensidad Media Diaria de 1.840, con un tres por ciento de vehículos pesados, una longitud total de 34,8 kilómetros, y une las localidades jiennenses de Mancha Real, Jimena y Bedmar.

Entre los puntos kilométricos 21,4 y 22,8 la carretera A-320 discurre en travesía por la localidad de Jimena. Consta de una calzada con anchura variable de cinco a siete metros de ancho para dos sentidos de circulación, con marcas viales en los bordes, eje central para la separación de carriles en algunos tramos, sin arcén y con aceras en tramos alternos.

Presenta unas características geométricas de trazado con escasa visibilidad, reducida anchura de plataforma y deficiente señalización vertical, que dificultan la circulación, agravada por su condición de travesía urbana, generando un riesgo para la seguridad tanto de peatones como vehículos.

En la situación actual presenta "importantes deterioros" debido al mal funcionamiento de las canalizaciones de servicios municipales de saneamiento y abastecimiento existentes. Esto se manifiesta sobre el pavimento, donde se une la debilitación que le produce el mal funcionamiento de los servicios municipales con el propio agotamiento estructural del firme debido a las cargas de tráfico soportado.

Se presentan, por tanto, grietas longitudinales y transversales, agrietamientos y cuarteos localizados en malla gruesa y hundimiento del pavimento en zonas de rodada generalmente sin disgregación de los materiales del pavimento y en algún punto, presencia de mordientes en la margen derecha de la calzada a la salida de la travesía urbana. También se han detectado varios blandones provocados probablemente por filtraciones y fugas de las redes de servicios municipales.

Por otra parte, la red de drenaje de la calzada no se ajusta a las necesidades de la carretera, fundamentalmente por su mal estado, como lo evidencian los parches de superficie generados por las frecuentes actuaciones realizadas sobre su trazado.

Del estudio de accidentalidad previo realizado en el tramo de esta carretera A-320 entre los puntos kilométricos 21,4 y 22,4 para los últimos cinco años presenta unos valores de peligrosidad que superan la media de la Red Transeuropea de transporte, lo que conlleva, según Estrella, "un alto nivel de exposición al riesgo".

Las actuaciones contempladas en el proyecto de reforma integral incluyen la mejora del firme existente en calzada y aceras; eliminación de las deformaciones más significativas y reconstrucción total del firme con aporte de material granular de base y zahorra artificial. Finalmente, todo el tramo de travesía quedará reforzado con una capa de rodadura de mezcla bituminosa en caliente que dote de un aumento de la seguridad para el tráfico rodado.

Los acerados existentes, actualmente en muy mal estado por el tráfico pesado que los invade, se repondrán en su totalidad. En cuanto al drenaje de la calzada, se procederá a la reposición de imbornales y conexión a pozos que se acometerán a la red de saneamiento.

Previo a la ejecución de las obras por parte de la Consejería de Fomento, será necesario que el Ayuntamiento de Jimena realice la renovación integral de todas las redes de servicios municipales que actualmente discurren tanto por la calzada como por el acerado.

Asimismo y para resolver el principal conflicto de paso de tráfico por el estrechamiento de calzada situado en el punto kilométrico 21,9, se ha proyectado la regulación por semáforos de paso alternativo para tráfico pesado. Se instalarán conjuntos semafóricos dotados de detectores electrónicos de gálibo para vehículos de mayores dimensiones.

El conjunto estará compuesto por báculos semafóricos de regulación de seis metros de alto, columnas para detección de gálibo y equipo de detección de gálibo formado por detectores de altura, lazo inductivo, cableado y otros elementos auxiliares.

Contador