Más de 400 operarios y 140 máquinas garantizarán la circulación por las carreteras andaluzas en caso de nevadas y helada

Carretera de la provincia de Granada afectada por la nieve
JUNTA/Archivo
Actualizado 09/11/2018 15:33:10 CET

ÚBEDA (JAÉN), 9 Nov. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Fomento y Vivienda, Felipe López, ha presentado este viernes en Úbeda el Plan de Vialidad Invernal 2018-2019, programación del Gobierno andaluz para garantizar la seguridad vial en caso de nevadas y heladas, un dispositivo que está compuesto por 37 quitanieves, 104 vehículos y 417 profesionales que asegurarán en más de 2.000 kilómetros de carreteras la conducción en óptimas condiciones durante los temporales.

López ha destacado que "este dispositivo ya activado pretende asegurar la vialidad en la red autonómica y dar una respuesta lo más rápida y eficaz posible frente a cualquier inclementacia meteorológica, especialmente en aquellas vías que se encuentran a una altitud superior a los 500 metros y que conforma casi el 40 por ciento de las carreteras y en las que existe un mayor riesgo de nevadas y heladas".

Dicho Plan --activo hasta finales de marzo y mayo en el caso de Sierra Nevada--, engloba a las cuatro provincias andaluzas donde la incidencia de las inclemencias meteorológicas es mayor, es decir, Almería, Granada, Jaén y Málaga.

En total suman 2.021 kilómetros de carreteras de especial vigilancia por técnicos, que
cuentan con vehículos de diferente tipo como retroexcavadoras, tractores, furgonetas,
palas cargadoras o todoterrenos, así como con 5.300 toneladas de fundentes, sobre
todo sal.

Serán 15 centros de Conservación Integral los que participen en este dispositivo, de los que Chirivel, Fiñana y Huécija pertenecen a Almería; Santa Fe, Guadix, Cúllar, Cádiar y Alhendín, a la provincia de Granada; Beas de Segura, Jamilena, Peal de Becerro y Úbeda, en Jaén, y La Viñuela, Antequera y Ronda, en Málaga. A ellos se sumarán los centros operativos en las provincias, situados en Huércal-Overa y Tíjola, para la provincia almeriense, y en Granada capital, Las Salinas y Las Víboras (Sierra Nevada), Puerto Lobo (Huétor Santiollán) y Baza (2) en Granada.

A pesar de no situarse en zonas de especial incidencia, el resto de centros de
conservación, hasta 35 que se distribuyen por todo el territorio andaluz, y centros
operativos (28), disponen de la capacidad operativa para poder proporcionar, en caso
necesario, la dotación y maquinaria para atender episodios de inclemencia
meteorológica en el resto de la comunidad autónoma.

La mayor parte de la red autonómica de carreteras, un 60 por ciento, se mantiene por debajo de la cota de 500 metros, donde por regla general no existen problemas de tráfico en el periodo invernal. En cambio, un 8,5 por ciento se ubica justo en el lado opuesto,
por encima de los mil metros, donde son más que previsibles conflictos por presencia de heladas y nevadas. Estas especiales condiciones de emplazamiento de una parte de la red obligan precisamente al desarrollo de este tipo de actividades que eviten que las condiciones climatológicas pongan en riesgo la funcionalidad y la seguridad de las infraestructuras.

PROGRAMA DE ACTUACIÓN

En los casos en los que la red se ve afectada por las inclemencias meteorológicas, la Consejería de Fomento y Vivienda interviene priorizando las vías de alta capacidad, las que dan acceso a áreas metropolitanas y a núcleos de población de más de 100.000 habitantes, los enlaces entre vías de alta capacidad de la red autonómica o la red de carreteras del Estado y los accesos a transportes públicos (estaciones ferrocarril y aeropuertos).

Al existir en Andalucía carreteras de competencia autonómica, estatal y de diputaciones, es necesario que en las campañas de vialidad invernal estas tres administraciones coordinen sus actuaciones con el fin de garantizar el uso en condiciones óptimas de la red de carreteras en Andalucía, reducir al mínimo el número de tramos con retenciones y restricciones al tráfico y su duración; así como asegurar la atención a los usuarios cuando sea necesario. De una respuesta interadministrativa coordinada, rápida y eficaz dependerá en gran medida la consecución de esos objetivos.

En esta coordinación y planificación de funciones entre Junta, Estado y Diputaciones provinciales es fundamental la labor que realiza la Guardia Civil en materia de vigilancia y control de tráfico para adecuarlo a las condiciones de las vías, ya que cuando las condiciones climáticas se agravan, la adopción de estas medidas permiten garantizar la seguridad de los conductores y la funcionalidad de las vías. De igual forma, también es esencial la presencia de las distintas agrupaciones de Protección Civil 112.

Desde el punto de vista de la prevención, la Consejería de Fomento y Vivienda se mantiene informada a través de la Agencia Estatal de Meteorología, aplicando tratamientos preventivos y desarrollando una actuación rápida. Es importante que los usuarios también se informen sobre el estado de las carreteras, bien a través de las previsiones meteorológicas o en la telefónica 902 333 092, operativa los 365 días del año durante las 24 horas.

REUNIÓN CON LA ALCALDESA DE BAEZA

Tras la presentación del dispositivo del plan de vialidad invernal, el consejero de Fomento y Vivienda, Felipe López, ha mantenido una reunión de trabajo con la alcaldesa de Baeza, Lola Marín, con la que ha abordado la situación de las infraestructuras y la mejora de las mismas en el municipio, especialmente los nuevos accesos a la A-32.

El consejero y la alcaldesa han analizado la actuación para la construcción de un nuevo acceso a la vía estatal que conecta Linares con Albacete desde la A-316, lo que permitirá la conexión entre la Autovía del Olivar y la A-32. La intervención objeto de estudio en este encuentro se prevé pueda iniciarse en las próximas semanas tras culminar su tramitación debido a la readjudicación de la obra tras declararse en suspensión de pagos una de las empresas de la UTE que tenía que. Esta actuación, que tendrá un importe de 1,3 millones y un plazo de ejecución de menos de seis meses, abre la puerta también a que el Ministerio de Fomento pueda afrontar otro acceso a la A-32 en la zona de la Yedra.

Contador