Publicado 13/07/2021 12:39CET

Cardiología del Hospital Costa del Sol, servicio pionero en Málaga en una nueva técnica de implantación de marcapasos

El servicio de Cardiología del Hospital Costa del Sol, primero en Málaga en una nueva técnica de implantación de marcapasos
El servicio de Cardiología del Hospital Costa del Sol, primero en Málaga en una nueva técnica de implantación de marcapasos - JUNTA DE ANDALUCÍA

MÁLAGA, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

El servicio de Cardiología del Hospital Costa del Sol se ha convertido en el primero de la provincia de Málaga en poner en marcha una nueva técnica de implantación de marcapasos que cambia la localización habitual del electrodo.

Este método se denomina 'implantación de marcapasos en rama izquierda del haz de His' e implanta el electrodo del marcapasos en la zona por donde pasa la conducción fisiológica del corazón --rama izquierda o el propio haz de his--, estimulando el propio sistema de conducción.

Según han explicado en un comunicado, a este lugar es muy difícil acceder por lo que para realizar esta técnica se requiere una extensa y dilatada formación y experiencia por parte de los cardiólogos implantadores.

Esta iniciativa, que coloca a esta área clínica "en la vanguardia de las técnicas más avanzadas de Cardiología de Europa" --han indicado--, mejora la calidad de vida de los pacientes que, además de necesitar el marcapasos por un problema de ritmo cardiaco, también precisan mejorar la función sistólica del ventrículo izquierdo.

Un subgrupo de pacientes que precisan, además, el implante de otro dispositivo denominado resincronizador cardiaco o TRC. Ahora, con la implantación en la rama izquierda o en el haz de his se puede sustituir y evitar en algunos casos, la colocación de estos dispositivos cardiacos más complejos.

El hospital ha implantado ya en junio los primeros cuatro marcapasos con esta difícil técnica, gracias a la formación y "el firme compromiso" de la facultativa especialista en Cardiología y responsable de la unidad de marcapasos, Marta Pombo, que cuenta con una dilatada experiencia y formación sólida y acreditada en la implantación de marcapasos y de otros dispositivos de forma tradicional.

El seguimiento de estos pacientes es el mismo que en aquéllos con marcapasos tradicionales y que supone su control remoto cada tres-seis meses sin que el paciente tenga que acudir al hospital y, de forma presencial únicamente cada dos años. Además, el tamaño y las molestias que suelen ocasionar son mínimas y similares a los habituales.

El director del área de Cardiología, Francisco Ruiz Mateas, ha destacado que "en el plazo de un año estarán formados otros dos cardiólogos del servicio gracias a la formación que, a partir de ahora, va a llevar a cabo la doctora Marta Pombo con el equipo de profesionales implantadores, por lo que esta técnica se llevará a cabo de forma más habitual".

Ruiz Mateas ha tenido unas palabras especiales de agradecimiento para esta especialista "por el tiempo dedicado a la formación específica para mejorar el implante". Según ha señalado, "se trata de una técnica realmente difícil que muy pocos profesionales de España realizan".

Asimismo, ha querido reconocer "el trabajo y esfuerzo de todos los profesionales de la unidad de marcapasos --cardiólogos, enfermeras, auxiliares de enfermería, etcétera-- y de todo el servicio, tanto en la implantación de marcapasos, como en el seguimiento de los dispositivos". "Es un paso más en nuestro hospital hacia la excelencia", ha concluido.

Contador