Hospital Materno de Málaga incorpora un nuevo retinógrafo que hará al año más de 4.000 estudios diagnósticos a menores

Retinógrafo del hospital Materno Infantil
JUNTA DE ANDALUCÍA
Publicado 15/01/2019 12:02:43CET

MÁLAGA, 15 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Hospital Regional Universitario de Málaga ha incorporado un nuevo retinógrafo que hará más de 4.000 estudios diagnósticos a recién nacidos prematuros y en edad pediátrica. Ubicado en el Materno Infantil, este equipo sustituye a uno anterior e incorpora nuevas prestaciones.

Así, supone una mejora de la definición de las imágenes y es inalámbrico, por lo que puede desplazarse a unidades complejas como la de Neonatología o la UCI de Pediatría, según han informado desde la Delegación del Gobierno andaluz en Málaga.

Esta herramienta es fundamental para el estudio del ojo gracias a que capta imágenes de la retina y realiza angiografías de la misma, archivando los estudios posibilitando posteriores comparaciones, han manifestado a través de un comunicado.

"Es importante porque sirve para captar imágenes del ojo de bebés y niños a los que no se puede hacer la prueba en un retinógrafo de adultos", ha señalado la jefa de sección de Oftalmología pediátrica, Julia Escudero, que ha apuntado a que sirve tanto para detectar la retinopatía del prematuro como otras enfermedades vasculares de la retina periférica, estas últimas menos frecuentes.

La médico ha señalado que este centro "es el segundo de España en cifra de nacimientos de bebés prematuros, por eso es fundamental contar con una herramienta como esta porque sirve para evitar la ceguera", indicando que, de ser detectado algún problema, puede solventarse con tratamiento farmacológico --en el caso de retinopatía central-- o con láser --en la periférica--.

El retinógrafo se usa a diario, además de para los prematuros y los niños que presentan problemas vasculares, porque sirve para hacer pruebas de fondo de ojo en niños menores de tres años que no colaboran para la exploración.

"La principal ventaja es que es portátil e inalámbrico y que ofrece una visión directa de la periferia de la retina. Este aparato capta una imagen de campo amplio y detecta la retina central y la periférica, lo que es más seguro para el diagnóstico de enfermedades de la retina", ha apuntado Escudero, añadiendo que la obtención de imágenes es "imprescindible" para publicaciones científicas, docencia y telemedicina, ya que evita traslados a otros hospitales.

La sección pediátrica de Oftalmología atiende cada año más de 6.300 consultas de niños con el objeto de hacer estudios y diagnosticar posibles problemas oftalmológicos. El año pasado, además, llevó a cabo un total de 230 intervenciones quirúrgicas en las instalaciones del Materno Infantil.