El Hospital Regional hace consultas específicas a más de 2.000 pacientes con enfermedad intestinal inflamatoria

Publicado 23/07/2019 12:27:01CET
Consulta de la Unidad de Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII) del Hospital Regional Universitario de Málaga
Consulta de la Unidad de Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII) del Hospital Regional Universitario de MálagaJUNTA DE ANDALUCÍA

MÁLAGA, 23 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Unidad de Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII) del Hospital Regional Universitario de Málaga hace seguimiento a más de 2.000 pacientes que padecen alguna alteración tanto en el intestino grueso como en el delgado.

Perteneciente al servicio de Aparato Digestivo, esta consulta combina la atención inmediata, a consecuencia de los brotes, con las de seguimiento tanto presencial como telemático, con el objetivo de dotar de calidad de vida a estos pacientes crónicos, según ha explicado la Junta de Andalucía en una nota de prensa.

A consecuencia del aumento de diagnósticos en la última década, la unidad asistencial de Aparato Digestivo del Hospital Regional de Málaga puso en marcha en 2017 una consulta médica y de enfermería para prestar una atención individualizada a estos pacientes.

Aunque esta enfermedad engloba una serie de trastornos inflamatorios crónicos de causa desconocida que afectan al tubo digestivo, las patologías más comunes son la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn.

La sintomatología se caracteriza por la aparición de dolor abdominal crónico, diarrea crónica, rectorragia y pérdida de peso, si bien también pueden aparecer manifestaciones extraintestinales relacionadas con las articulaciones, problemas dermatológicos u oculares.

El especialista en Aparato Digestivo y uno de los facultativos de la unidad de EII, Raúl Olmedo, señala que, aunque la causa de la enfermedad es desconocida, hay evidencias que apuntan que se produce por la interacción de factores genéticos, factores ambientales, disfunción de la inmunidad y alteraciones en la microbiota.

"Por tanto la enfermedad no tiene un tratamiento curativo etiológico, sino que pretende que la enfermedad activa entre en remisión, que se mantenga y que las lesiones intestinales cicatricen", agrega el médico.

Las guías de práctica clínica recomiendan diferentes modalidades de tratamiento médico dependiendo del grado de severidad, como mesalazina, esteroides, inmunosupresores, tratamientos biológicos o moléculas pequeñas que alteran vías de señalización intracelular alteradas en la EII. En caso de complicaciones, en ocasiones los cirujanos digestivos utilizan tratamientos quirúrgicos.

"La afectación de la calidad de vida relacionada con la salud es variable y va desde pacientes que tienen un buen control de la enfermedad y una vida sin limitaciones hasta aquellos con actividad crónica continua y que presentan diarrea severa, incontinencia, astenia y fatiga intensas y múltiples cirugías", señala Olmedo.

En la consulta de enfermería, la atención sirve, tanto de nexo entre los diferentes especialistas, como de apoyo directo al paciente en la gestión de múltiples aspectos de su enfermedad. "Se aporta una continuidad en los cuidados y refuerza aspectos como la atención a demanda, ya que estos pacientes pueden tener brotes impredecibles", señala la enfermera responsable de esta consulta, Gema Luque.

Además, en la consulta de enfermería de EII los profesionales trabajan la educación en salud. "Hacemos promoción de la salud y ayudamos a la adquisición de hábitos de vida saludable, concienciamos al paciente y a su entorno sobre la importancia que tiene la adherencia a la medicación pautada, administramos los tratamientos biológicos pautados, vigilando posibles efectos adversos y resolvemos posibles dudas sobre el mismo", señala la enfermera.

Luque explica cómo en los tratamientos subcutáneos el personal de enfermería se encarga de explicar y adiestrar al paciente para su correcta autoadministración, ofreciendo información para reconocer posibles efectos adversos o signos de alarma.

Otro de los aspectos que se tratan en esta consulta es la comprobación, junto al personal facultativo, del estado de inmunización del paciente para coordinar las derivaciones sanitarias a las diferentes especialidades y las pruebas diagnosticas que requiere la atención.

Asimismo, se elaboran recomendaciones para un buen manejo de la enfermedad, el tratamiento y los hábitos de vida saludables, además de resolver dudas sobre aspectos como viajes internacionales, embarazo, recursos y apoyos de los que disponen.

El Hospital de Día del servicio de Digestivo presta también un apoyo importante a estos pacientes con EII ya que es donde se ponen los tratamientos biológicos y el resto de terapias asociadas atendiendo diariamente una media de diez pacientes con la posibilidad de administrar estos tratamientos tanto en turno de mañana como de tarde y durante fines de semana y festivos.