Licitan obras para rehabilitar 99 viviendas de alquiler en el centro de Málaga capital

Rehabilitacion viviendas Junta Málaga
JUNTA DE ANDALUCÍA
Publicado 17/10/2018 13:29:19CET

MÁLAGA, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Fomento y Vivienda ha licitado una actuación de rehabilitación para mejorar las condiciones energéticas de los edificios con 99 viviendas públicas de alquiler social situados en las calles Los Negros, Cruz Verde y Refino, en Málaga capital, obras que se ejecutarán en un plazo de ocho meses a partir de la adjudicación.

La intervención será contratada por la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía (AVRA), titular de este grupo de viviendas, con un presupuesto de licitación de 937.224 euros, según han informado desde el Gobierno andaluz en un comunicado.

La actuación viene motivada por la necesidad de acometer obras de renovación y conservación de elementos comunes en los edificios, en los que residen familias "cuyos ingresos son muy reducidos", han apuntado. La obra se acompañará de una intervención social para mejorar las condiciones de convivencia de las personas inquilinas.

La rehabilitación energética de este grupo de viviendas está subvencionada por el programa de fondos europeos para el desarrollo de las regiones, Feder, que aporta el 80 por ciento de la inversión que resulte del proceso de licitación, el cual está abierto hasta el 5 de noviembre para presentar ofertas.

El proyecto contempla la implementación de medidas para aumentar la eficiencia energética de los cinco bloques que conforman la promoción y de las 99 viviendas que se reparten en ellos, medidas tales como la instalación de un sistema de aislamiento térmico exterior, tanto en fachadas como en los techos de soportales, y la aplicación también de un aislamiento con lana de roca bajo las cubiertas. Asimismo, se sustituirán los cuerpos de ventanas y los vidrios, instalando carpintería de alta eficiencia energética.

Estas medidas se complementarán con algunas actuaciones de conservación y mantenimiento de los edificios, en los que se distribuyen las viviendas en tres y cinco plantas, con locales comerciales en los bajos.

Como consecuencia de las medidas para la rehabilitación energética que se van a implementar en esta promoción, se espera una mejora notable en los indicadores de eficiencia de consumos de energía primaria, lo que aportará bienestar en las viviendas y ayudará económicamente a las familias residentes, que reducirán el consumo eléctrico.

Además, la obra ayudará también a reducir las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera al limitarse el consumo de electricidad en las viviendas y zonas comunes.

La reducción de los parámetros de consumo se constatará mediante un sistema de monitorización que se va a instalar en los bloques durante la obra. Ese sistema, con las últimas tecnologías en la materia, permitirá comparar los consumos actuales con los que se registren tras la obra, y con ello constatar los beneficios de la actuación.