Los nuevos sistemas para control de los niveles de glucosa en personas con diabetes benefician a más de 350 malagueños

Nuevo dispositivos de diabetes
JUNTA
Publicado 17/08/2018 12:32:55CET

MÁLAGA, 17 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los nuevos sistemas de monitorización de glucosa o sensores de glucosa para el control de la diabetes (flash y bomba-sensor) benefician ya a más de 350 usuarios en la provincia de Málaga, y a un total de 1.922 andaluces, lo que permite mejorar su calidad de vida y la de sus familiares.

La sanidad pública andaluza incorporó, en abril, esta prestación a su cartera de servicios que supondrá, en 2018, una inversión adicional por parte del Gobierno andaluz de 3,5 millones de euros.

El sistema flash, que actualmente beneficia a 1.895 niños de entre cuatro y 18 años, es una alternativa a la glucemia capilar. Se trata de un dispositivo que se implanta en la piel del brazo y tiene un impacto directo en la calidad de vida de los niños con diabetes y también de sus familias, ya que permite estimar el nivel de glucosa en sangre evitando la realización de la glucemia capilar a través de la punción en los dedos, que en población pediátrica es con frecuencia superior a seis veces al día.

La directora del Plan Integral de Diabetes de Andalucía, María Asunción Martínez Brocca, ha explicado que "la ventaja fundamental del sistema flash es que se reduce la frecuencia de controles de glucemia capilar y se obtiene información más completa y continua del nivel de glucosa a lo largo de las 24 horas del día".

Por otro lado, el sistema combinado bomba-sensor, gracias a sensores conectados de forma permanente a dispositivos externos y dotados de sistemas de alarma, permiten no sólo medir continuamente el nivel de glucosa sino además suspender la infusión de insulina para prevenir o tratar una bajada de glucosa (hipoglucemia), según han recordado desde la Junta a través de un comunicado.

Estos dispositivos mejoran el control de la glucemia y reducen la frecuencia de hipoglucemias en pacientes ya portadores de bomba de insulina y que a pesar de esta terapia mantienen dificultades en su control.

Además, este sistema ha demostrado en estudios de alta calidad su eficacia y seguridad tanto en población pediátrica como adulta con diabetes tipo 1 y beneficiará a población con diabetes tipo 1 muy vulnerable de cualquier edad.

Según han apuntado que se calcula que en torno al 30 por ciento del total de pacientes que cuentan en la actualidad con bomba de insulina podrán reunir las condiciones para acceder a esta nueva prestación. Actualmente, 27 personas con diabetes cuentan ya con este nuevo sistema financiado por el sistema sanitario público.

Para poder utilizar ambos dispositivos con eficacia y seguridad, es fundamental el proceso de formación a pacientes, familias y personas cuidadoras por parte de los profesionales sanitarios de las Unidades hospitalarias autorizadas y que en los últimos meses han diseñado y puesto en marcha programas educativos específicos asegurando así el acceso de los pacientes a estas prestaciones.

El SAS, a través del Plan Integral de Diabetes, está realizando un seguimiento de los resultados clínicos obtenidos y se ha diseñado un estudio de investigación clínica para contribuir a aumentar el conocimiento de estos dispositivos a nivel nacional e internacional.

PLAN INTEGRAL DE DIABETES

Andalucía cuenta con un Plan Integral para la Diabetes, con el que se han involucrado de manera significativa los profesionales sanitarios, y que desde su puesta en marcha en el año 2003 ha contribuido a reducir de forma importante la mortalidad y complicaciones de esta enfermedad.

Entre sus acciones, destacan el Programa de Detección Precoz de Retinopatía Diabética, que ha recibido recientemente el reconocimiento como Buena Práctica por el Ministerio de Sanidad y por la Organización Mundial de la Salud.

El Plan Integral de Diabetes de Andalucía contempla la incorporación de tecnología innovadora como los nuevos sistemas incorporados, con el consenso de los profesionales sanitarios.