Publicado 28/09/2022 14:10

Premiados los profesionales de Unidad de Protección de la Salud del Valle del Guadalhorce

Profesionales de la Unidad de Protección de la Salud del Valle del Guadalhorce
Profesionales de la Unidad de Protección de la Salud del Valle del Guadalhorce - JUNTA

MÁLAGA, 28 Sep. (EUROPA PRESS) -

Profesionales de la Unidad de Protección de la Salud Valle del Guadalhorce, dispositivo de apoyo del Distrito Sanitario Guadalhorce, han sido galardonados con el tercer premio a la mejor comunicación en el IV Congreso Andaluz de Salud Pública Veterinaria celebrado en Málaga los días 22 y 23 de septiembre y que en esta edición ha tenido como tema central la 'Epidemiologia y Control Sanitario en Salud Pública'.

Este congreso, promovido por el Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Veterinarios, se celebra de forma bianual y tiene como finalidad debatir las políticas sanitarias que se aplican, dar visibilidad a la profesión veterinaria.

A esta cuarta edición, que ha contado con la presencia del delegado territorial de Salud y Consumo, Carlos Bautista, han asistido más de doscientos profesionales que han abordado temas como la epidemiología, el control veterinario en la salud pública, o las enfermedades de origen animal.

Del total de 74 comunicaciones presentadas en el congreso el primer y segundo premio han sido para dos grupos de investigación integrados en las universidades de Córdoba y Málaga, respectivamente, obteniendo el tercer premio el grupo de profesionales de la Unidad de Promoción de la Salud Valle del Guadalhorce con su comunicación 'Análisis de indicadores de inspección ante mortem en cerdos (2018-2021)', han indicado desde la Junta en un comunicado.

Esta comunicación se ha centrado en la inspección sanitaria en mataderos, de manera particular en las inspecciones antes y después del sacrificio (ante mortem y post mortem), que resultan esenciales para verificar el cumplimiento de los requisitos relativos a la salud humana, la sanidad animal, y el bienestar de los animales.

El estudio analiza la evolución de los resultados de la inspección ante mortem en un matadero industrial de gran capacidad durante un periodo de cuatro años y los compara con estudios similares realizados por otros autores en el ámbito de la Unión Europea.

Las conclusiones señalan que, si bien los resultados obtenidos se encuentran entre los rangos que se pueden considerar óptimos, la evolución ascendente de algunas tasas causa preocupación y fundamenta actuaciones de monitorización por los servicios veterinarios oficiales.